Sientan México y UE bases para iniciar revisión de TLC en 2014

El subsecretario de Comercio Exterior de México, Francisco de Rosenzweig, concluyó hoy aquí dos días de reuniones con autoridades de la Unión Europea para sentar las bases de la revisión de su Tratado de Libre Comercio, vigente desde 2000.

Aún no se ha definido la fecha para el inicio de la revisión del Tratado de Libre Comercio (TLC), pero Rosenzweig estimó que podría ocurrir en el verano de 2014 y tardar cerca de un año.

Para México, la prioridad en el proceso será ampliar su acceso al mercado europeo de bienes agropecuarios, tanto en materia de cobertura de productos como de reducción de aranceles, explicó el funcionario mexicano en entrevista con Notimex.

México busca en especial impulsar sus exportaciones de pescado y de plátano y confía en lograr resultados positivos, pese a tratarse de dos mercados muy protegidos por la Unión Europea (UE).

"La UE ha mejorado el acceso al banano de otros países de América Latina. Vamos a pedir que haga lo mismo para nosotros. México es el primer país de Latinoamérica en haber firmado un acuerdo de asociación con la UE. Por lo tanto, consideramos que somos un socio prioritario", dijo Rosenzweig.

Otro objetivo del funcionario mexicano es lograr una mayor apertura en los mercados europeos de servicios e inversión, en los que considera que "hay muchas oportunidades aún no explotadas".

"Esas cláusulas tenían que revisarse en 2008, pero no ha sido así debido a muchos factores. Queremos que ahora sí lo sean para dar lugar a un acuerdo moderno, de siguiente generación", comentó Rosenzweig a Notimex.

A su juicio, la revisión del pacto permitirá renovar las prioridades de México en el comercio con la UE y facilitará la diversificación de mercados para las exportaciones de ese país.

En la actualidad, seis países europeos totalizan el 80 por ciento de los intercambios comerciales entre la mancomunidad y México.

Rosenzweig descartó incluir en el acuerdo medidas para restringir la entrada de empresas europeas a territorio mexicano por considerar que esos inversores son "fuente de empleo" y "contribuyen para el crecimiento económico".

"La UE es el segundo mayor inversor extranjero en México. Eso es algo que se tiene que llevar en consideración e impulsar", aseveró.

No obstante, aseguró que tratará de dotar al TLC de cláusulas para controlar la actuación de las compañías europeas, a fin de garantizar que respetan a las comunidades locales, los derechos laborales y la legislación mexicana en materia ambiental.

El subsecretario mexicano volverá a reunirse con las autoridades europeas en febrero próximo en México, a fin de dar continuidad a los preparativos para la reforma del acuerdo, con el objetivo de concluir un borrador para julio de 2014.