Amplios lazos históricos y culturales unen a México e Irlanda: Higgins

El presidente de Irlanda, Michael Higgins, destacó la amplia coincidencia histórica y cultural entre su país y México, al tiempo que hay que existe una intensa cooperación bilateral que se traduce en acciones relevantes en el ámbito mundial.

Al dictar una conferencia magistral sobre la realidad actual de su nación, Higgins señaló que México es actor global importante en temas como el desarme, pues impulsa el Tratado sobre Armas Pequeñas y Ligeras que Irlanda firmará "antes de Navidad".

Otros aspectos importantes de cooperación común con repercusión en el ámbito internacional son el combate al hambre y la promoción de flujos económicos que permiten la disminución del desempleo, sumamente importantes en la actualidad.

El mandatario de Irlanda hizo énfasis en el intenso comercio entre ambos países, producto de las coincidencias en temas como el cambio climático y que ambos gobiernos han sabido fomentar, pensando en el bienestar de sus pueblos.

Respecto a los derechos humanos, es claro el interés de los dos Estados por promover su ampliación y respeto irrestricto, abundó en su mensaje emitido en la sede de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

Históricamente también comparten mucho, pues numerosos irlandeses han formado parte de la historia de mexicana desde la época de la Colonia hasta la invasión estadunidense en 1847, con el célebre Batallón de San Patricio; además, personajes históricos como Álvaro Obregón y el actor Anthony Quinn tienen ascendencia irlandesa.

Añadió que a partir de esas coincidencias históricas y de numerosos lazos culturales a través de la literatura -el presidente Higgins es escritor y durante su presentación recordó ampliamente a Octavio Paz, sor Juana Inés de la Cruz, Carlos Fuentes y Juan Rulfo-, ambos países comparten historia.

Por si fuera poco son vecinos de grandes potencias y comparten características similares en el tema migratorio, lo que se traduce en una forma específica de ver el mundo que les permite compartir fines, propósitos y trabajo en común.

Especial interés merece el amplio intercambio educativo, que a través de universidades de ambos países se realiza en forma institucional, pero aún más los lazos culturales y de identidad a través de cientos de estudiantes mexicanos en Irlanda y algunos irlandeses aquí.

El mandatario hizo notar que si bien el mundo de hoy es muy distinto y "ya no hay vuelta al pasado", México tiene bases culturales e históricas muy profundas sobre las cuales "debe construir su propia modernidad".

Precisamente en esa modernidad es donde se inscriben las relaciones con Irlanda, país que representa para México una entrada a Europa, lo mismo que la nación mexicana para los irlandeses, pues representa la entrada a América Latina.

En presencia de decenas de estudiantes de varias universidades que acudieron a escuchar la conferencia magistral, el presidente Higgins señaló que nunca se debe instar a los jóvenes a pelear entre sí.

Por el contrario, es necesario fomentar el intercambio respetuoso de ideas y el ánimo constructivo para aprovechar su fuerza y determinación en la construcción de un futuro próspero para la humanidad.