Denuncia activista humanitario mal sistema carcelario en Venezuela

Un motín ocurrido la víspera en Venezuela, que se saldó con seis fallecidos, refleja el mal estado de las cárceles en el país y la incapacidad para resolver esta problemática, afirmó hoy el activista humanitario Humberto Prado.

"Los presos no tienen agua potable, no tienen camas donde dormir y donde la capacidad instalada es para 16 mil presos, hay 53 mil, o sea, lo que hay es un excedente de casi 37 mil presos", dijo a Notimex el director del Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP).

El motín registrado el martes pasado en la cárcel de Puerto Ayacucho, en el sureño estado Amazonas, fue atribuido a una riña interna entre facciones que buscaban hacerse con el control del centro penitenciario que tiene problemas de sobrepoblación.

El gobierno venezolano ha reconocido la gravedad de la situación penitenciaria, por lo que en 2011 el fallecido presidente Hugo Chávez decidió crear un Ministerio para el Servicio Penitenciario.

Prado señaló que, más allá de las buenas intenciones del gobierno, los resultados son pobres ya que la población carcelaria en los últimos seis años se incrementó de 19 mil 47 reos, a más de 43 mil internos, agravando el problema de hacinamiento carcelario.

El abogado consideró que las reformas implementadas, lejos de resolver los problemas de violencia, hacinamiento y ocio, lo que hicieron fue enfocarse en la creación de nuevos delitos en vez de la prevención del crimen.

"Reformaron las normas, pero para entorpecer la libertad del penado, y crearon nuevos delitos, cuando el problema se trata de atacar más la prevención del delito para que la gente no ingrese más a la prisión y disminuyan los índices delictivos", concluyó.