Rebaja OCDE proyección de crecimiento para Chile a 4.2 por ciento

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) recortó en siete décimas porcentuales su proyección de crecimiento para Chile en 2013, hasta dejarla en 4.2 por ciento, conforme a un reporte divulgado hoy en esta capital.

En su informe "Estudios Económicos de la OCDE-Chile", el organismo estimó que la economía del país sudamericano registrará una expansión de 4.2 por ciento al cierre del presente año, contra el 4.9 por ciento que había proyectado en mayo pasado.

Para 2014, la entidad proyectó un crecimiento de 4.5 por ciento, ocho décimas menos que el 5.3 por ciento fijado en el informe de mayo anterior, conforme al estudio que fue presentado en Santiago por el secretario general de la OCDE, José Angel Gurría.

El documento de la OCDE estableció que para 2015 se prevé una recuperación, que impulsaría el Producto Interno Bruto (PIB) chileno a un 4.9 por ciento, sustentada en la recuperación de los principales socios comerciales de Chile.

Los recortes en la estimación del crecimiento de Chile para este año y 2014 se fundamentan en la desaceleración que ha mostrado la demanda interna en los últimos meses, dijo Gurría, al presentar el informe en una rueda de prensa en el Ministerio de Hacienda local.

El titular de la OCDE, de nacionalidad mexicana, elogió sin embargo la aplicación de políticas macroeconómicas que han permitido al país sudamericano mantener "una robusta expansión".

"La política monetaria, con su bien ganada credibilidad, ha jugado un rol clave para mantener la economía chilena en la senda del crecimiento sostenible", aseveró Gurría, quien inició este miércoles una visita de trabajo de dos días a la capital chilena.

En materia inflacionaria, la OCDE mantuvo en el 2.0 por ciento su previsión de aumento del Indice de Precios al Consumidor (IPC) para este año y en 2.9 por ciento para 2014.

Advirtió, sin embargo, que podrían emerger presiones inflacionarias por una demanda interna "persistentemente fuerte, un mercado laboral estrecho y la debilidad del peso".

Ante este eventual escenario, Gurría recomendó "simplificar los sistemas de impuestos, hacerlos más transparentes, más universales, con el menor número de excepciones, es decir, el menor número de privilegios fiscales".