Exige diario chino liberación de periodista detenido

En un hecho inusual, el periódico chino New Express pidió hoy en su primera plana la liberación de su periodista, Chen Yongzhou, detenido el pasado fin de semana en la sureña provincia de Hunan, mientras realizaba una reportaje.

Con el titular, "Por favor, libérenlo", escrito en letras grandes y resaltado en "negritas", el diario de la ciudad china de Cantón busca llamar la atención de las autoridades de la provincia de Hunan, que detuvieron a su reportero.

En su demanda, sin precedentes en el gigante asiático, el New Express afirmó que la detención de Chen del sábado pasado está vinculada a un reportaje que escribió sobre una compañía estatal de Hunan que fabrica equipamiento para la construcción.

La policía de Hunan confirmó la detención del periodista y aseguró que fue detenido por "daños a la reputación empresarial", sin dar mayores detalles, según un reporte de la edición electrónica del periódico South China Morning Post de Hong Kong.

A principios de año, Chen escribió varios artículos sobre la empresa Zoomlion, propiedad en parte del gobierno de la provincia de Hunan, en los que reveló errores en las ventas de la compañía, que provocaron la caída de sus acciones en la bolsa de valores.

En una declaración posterior, la compañía aseguró que los informes publicados en el New Express "eran falsos, engañosos y no tenían fundamento" y que habrían sido mal interpretados por el periodista que ahora está detenido y por el cual aboga el diario.

En su editorial, el New Express expresó su preocupación sobre el destino de Chen, ya que podría ser maltratado, quien lleva cuatro días detenido sin poder siquiera ver a su abogado, aunque reconoce también que su petición puede ser demasiado "ingenua".

"Siempre pensamos que mientras informáramos de forma responsable no tendríamos problemas, y que incluso si tuviéramos un problema, podíamos publicar una corrección y disculpa. Si esto es realmente serio y si perdemos un caso en la corte, pagaremos o cerraremos", indicó el editorial.

"Somos un diario pequeño pero tenemos agallas, y no importa lo pobres que somos", destacó el diario que se ha ganado buena reputación en el periodismo de investigación, pese a que al igual que todos los periódicos en China funciona bajo estricto control del Estado.