Lucha Australia por contener devastadores incendios

Alrededor de 79 incendios siguen ardiendo en el estado de Nueva Gales del Sur, en el sureste de Australia, 29 de ellos sin control, mientras las condiciones meteorológicas han empezado a empeorar, informaron hoy las autoridades locales.

Más de tres mil bomberos junto con miembros de los cuerpos de rescate y voluntarios luchan para frenar los devastadores incendios que han arrasado más de 40 mil hectáreas desde que estalló la conflagración el 17 de octubre.

Las altas temperaturas, baja humedad y fuertes vientos de hasta 100 kilómetros por hora se pronostican para este miércoles.

Una amplia franja del estado más poblado de Australia es afectada por los incendios, en particular en zonas de difícil acceso, lo que dificulta la lucha contra el fuego, dijo el Servicio Rural de Bomberos (RFS).

El comisionado del RFS, Shane Fitzsimmons, adelantó que si la estrategia para atacar los incendios no funcionan la situación podría convertirse en devastadora, luego que el fuego ha dejado un muerto y cientos de casas destruidas o dañadas.

Cientos de bomberos han sido desplegados en la zona de las Montañas Azules, al oeste de Sydney, considerada Patrimonio de la Humanidad, para trabajar junto con otros mil en uno de los mayores contingentes que se haya reunido jamás en la historia del estado.

Hasta el momento tres adolescentes fueron acusados de iniciar un incendio cerca de Newcastle y Hunter Valley, pero la investigación está todavía en curso, según la Australian Broadcasting Corporation (ABC News).

Actualmente hay tres avisos de emergencia en el lugar ya que las condiciones climáticas extremas empezaron a surtir efecto en Nueva Gales del Sur.