Descartan redistritación electoral "a modo"

El representante del Partido Revolucionario Institucional (PRI) ante el IFE, José Antonio Hernández, rechazó que se busque una redistritación en las 32 entidades "a modo" para favorecer algún partido político o interés particular.

Entrevistado en la sede del Instituto Federal Electoral (IFE), dijo que en el tercer escenario de redistritación que emitió el órgano electoral a través de su Dirección Ejecutiva del Registro Federal Electores se han encontrado "diferencias de concepción" en estados como Oaxaca, Veracruz y Guerrero.

Recordó que la nueva redistritación deberá estar lista un año antes del proceso comicial federal de 2014, esto es antes del 31 de octubre, por lo que estimó que el tema se aborde en la sesión que celebrará el Consejo General del Instituto Federal Electoral (IFE) la próxima semana.

"Hay algunos estados donde todavía estamos revisando algunos temas. Tenemos algunas diferencias en Oaxaca, son diferencias de concepción porque hemos estado trabajando en todo el proceso, en Oaxaca, Veracruz, Guerrero por ejemplo", anotó Hernández Fraguas.

La redistritación, dijo, es una disposición constitucional "y esto no es a modo, no puede ser a modo de ningún partido político, ni para favorecer el interés electoral de nadie".

Señaló que la disposición establece que los 300 distritos electorales deberán contar con 374 mil 400 electores "y entonces se hace todo un trabajo técnico que tiene que ver con consideraciones muy precisas para tratar de que los distritos queden lo más homogéneo posible, entonces no se trata de favorecer a nadie".

A pregunta expresa, resaltó que los partidos pueden impugnarla si lo consideran pertinente y comentó que su partido revisa los últimos criterios "en los estados en donde toda vía tenemos algunas inquietudes".

Aceptó que a ningún estado le gusta perder distritos, "lógicamente, políticamente".

Y es que de acuerdo al tercer escenario de redistritación que emitió el IFE para las 32 entidades federativas 12 estados registran cambios en el número de distritos en relación con los que actualmente cuentan.

De tal suerte que las entidades que incrementan un distrito son Chiapas, Guanajuato, Jalisco, México, Querétaro, Quintana Roo y Tamaulipas. Ello a diferencia de Oaxaca, Puebla, Sinaloa y Veracruz, que disminuirán uno, en tanto que el Distrito Federal perdería tres.

El IFE recordó que la propuesta será sometida a la Junta General Ejecutiva y posteriormente al Consejo General y, de aprobarse, la nueva demarcación de los 300 distritos electorales federales uninominales será la base para los procesos electorales federales de 2015, 2018 y 2021.

Detalló que el tercer escenario mantiene el mismo número de distritos distribuidos por entidad federativa respecto del primer y segundo escenarios, presentados en julio y septiembre, respectivamente.

Los partidos políticos entregaron más de 300 propuestas de escenarios para todas las entidades federativas, lo que representó cambios mínimos en la conformación de algunos distritos de 23 estados respecto del segundo escenario de redistritación.

Mientras en los nueve estados restantes se mantuvo el segundo escenario, previo análisis y evaluación de un Comité Técnico de Expertos en áreas como demografía, geografía, matemáticas, estadística y asuntos indígenas.

La redistritación forma parte de los estudios y proyectos que se han emprendido para contar con una nueva distribución de los 300 distritos electorales uninominales federales en el país, lo que permitirá avanzar hacia una mejor representatividad política de sus habitantes.

Lo anterior dado que la Constitución ordena la revisión de la división distrital del territorio nacional cada 10 años para que refleje los cambios demográficos ocurridos, de acuerdo con el censo de población que realiza Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El propósito es mantener un equilibrio en el tamaño de la población que integra cada distrito electoral, los cuales sirven de base a la cartografía electoral del país, puntualizó el IFE.