Advierte Vargas Llosa conformismo por más literatura de pantalla

El Premio Nobel de Literatura 2010, el escritor peruano Mario Vargas Llosa, alertó hoy que un aumento en la literatura para la pantalla en la era digital generaría conformismo porque este soporte banaliza los contenidos.

"Si la literatura del futuro llega a ser principalmente una literatura de pantallas, una de las consecuencias negativas para las sociedades puede ser el aumento del conformismo, y dar al poder instrumentos de manipulación extraordinarios que hasta ahora el libro ha resistido", dijo Vargas Llosa en rueda de prensa en Panamá.

El escritor habló con periodistas en el marco del VI Congreso Internacional de la Lengua Española, que será clausurado el miércoles en el centro de convenciones Atlapa de la capital panameña tras cuatro jornadas de debate sobre el libro.

El autor presentó ante el público panameño este martes su última obra "El héroe discreto", lanzada el mes pasado, la primera novela que escribe después de ganar en 2010 el Premio Nobel de Literatura, en un acto al que asistieron más de mil personas.

En el foro uno de los temas más recurrentes es cómo la transición del libro impreso al digital, modificará los contenidos, aunque Vargas Llosa anticipó una coexistencia de los dos formatos.

"La historia no está escrita si creemos que el libro de papel tiene una función que podría no cumplir el libro digital. A través de la educación hay que buscar que existan siempre libros de papel", manifestó el autor de "La ciudad y los perros".

El también ensayista resaltó que la revolución audiovisual haya hecho "casi imposible los sistemas de censura que antes controlaban la información y podían poner a un país una especie de campana neumática, algo que han perseguido todas las dictaduras".

"Los sistemas de comunicación digital perforan todos los sistemas de censura y eso es absolutamente extraordinario", manifestó el creador de "Pantaleón y las visitadoras", al referirse a la acción de blogueros de varias naciones.

Pero expresó su temor por cómo la literatura se relacionará con la digitalización y dudó de que los libros expresos para la era digital vayan a tener la misma función que los impresos.

"Mi impresión es que la pantalla tiende a frivolizar y a banalizar el contenido. Esa es la explicación de por qué la televisión, un instrumento tan extraordinario de comunicación, no produce obras maestras, produce obras extraordinarias de entretenimiento pero no obras maestras".

Advirtió que "si se produce una batalla a muerte entre los libros digitales y de papel estos últimos queden arrinconados y pasen a las catacumbas".

Por ello dijo que leer buena literatura es una de las maneras de descubrir "las riquezas que tiene la lengua y eso le permite (a un lector) utilizarla mejor para expresarse".

"Una persona que no conoce su idioma tiende a expresarse a través de lugares comunes, de frases hechas, de clichés; una persona que puede expresarse limitada y muy mediocre tiene también muy imitada su capacidad de pensar, de imaginar, de soñar, de fantasear", expresó.

Para Vargas Llosa, "el espíritu crítico, ese espíritu que ha servido de motor del progreso, tiene en la literatura el elemento que lo despierta, lo moviliza, lo atiza más... es la chispa que está detrás de toda la evolución, lo que nos ha ido sacando de las cavernas y nos ha hecho llegar a las estrellas".

Porque el fin de la buena literatura es "hacer del ciudadano una persona crítica, una persona que tiene una visión de la realidad que no es manipulada".