Académicos plantean quitar la creación del INE de la reforma política

Académicos de la Universidad Iberoamericana (UIA) se pronunciaron por dejar fuera de la reforma político-electoral la creación del Instituto Nacional de Elecciones (INE), que sustituiría al IFE, por considerar que esta propuesta no ha sido lo suficientemente discutida.

En el marco de una mesa de discusión sobre esta reforma, celebrada en las instalaciones de esta casa de estudios campus Santa Fe, señalaron que la propuesta necesita "más tiempo" pues en su opinión aún no está "madura", en términos de discusión, mientras que las demás propuestas han sido debatidas "desde hace años".

Consideraron que la más polémica, la más difícil, que implicaría analizar los detalles, es la del INE "porque los detalles organizativos pueden ser la clave para un fracaso estrepitoso de un INE. Esta es la más complicada para asegurar que en efecto se busque lo que quieren conseguir con el instituto".

El politólogo y profesor investigador de Ciencias Políticas de la Ibero Puebla, Juan Luis Hernández, propuso que de mantenerse la propuesta y ser avalada por los legisladores, el nombramiento del Consejo General del INE sea por insaculación de la Cámara de Diputados.

Lo anterior, previo concurso de oposición organizado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) y un grupo de universidades, para terminar con las cuotas partidistas.

También planteó que el INE aproveche el servicio profesional electoral del IFE y la arquitectura institucional de los organismos electorales locales, para que la gestión electoral se desarrolle desde los territorios locales.

En su oportunidad, Helena Varela, directora del Departamento de Ciencias Sociales y Políticas de la Ibero Ciudad de México, señaló que el proceso de discusión de este y otros temas "debieran servir para hacer un buen diagnóstico, ver pros y contras y tomar la decisión".

A su vez, Víctor Figueroa, coordinador de la Licenciatura en Ciencias Políticas y Administración Pública y la Maestría en Políticas Públicas de la Ibero Puebla, lamentó que en la propuesta y discusión de la reforma político-electoral haya poca participación ciudadana.

Dijo que de sacar adelante cualquiera de estas reformas "el impacto va a ser sobre los ciudadanos, porque implican cambios significativos, me parece que la prueba de ácido es ver quiénes están proponiendo cambios y quiénes van a decidir los cambios, y es la clase política".

En ese sentido consideró que la clase política querrá seguir manteniendo sus privilegios, por lo que "la parte de reformas que va a pasar, va a ser esa; la que realmente empodera a la ciudadanía dudo mucho que pase".

Respecto a las candidaturas independientes, René Torres Ruiz, coordinador de la Licenciatura en Ciencias Políticas y Administración Pública de la Ibero Ciudad de México, señaló la controversia constitucional que establece que los ciudadanos pueden ser votados para cargos de elección popular, y al mismo tiempo la Constitución reserva esta capacidad a los partidos políticos.

Destacó la ventaja de los plebiscitos y referéndums como mecanismos que darían oportunidad a los ciudadanos de manifestarse en contra o a favor de la aprobación de una ley o ante una decisión concreta del Ejecutivo.

Sin embargo, criticó que el umbral de ciudadanos fijado para manifestarse efectivamente contra una reforma como la energética, es "imposiblemente" alto, pues se requiere de la participación de un millón 600 mil ciudadanos, lo que -opinó- pone en duda la efectividad del mecanismo de acción ciudadana.