Respalda el ICPNL de Nuevo León a las autoridades hacendarias

Para impulsar el desarrollo del país, el Instituto de Contadores Públicos de Nuevo León (ICPNL) se comprometió a respaldar a las autoridades hacendarias en el instrumento del dictamen fiscal.

El presidente del organismo colegiado, Héctor García Martínez, dijo que la Cámara de Diputados ha tenido a bien mantener el dictamen fiscal voluntario como una opción para los contribuyentes.

Sin embargo, resaltó, lo ha acotado a aquellos que tengan ingresos acumulables superiores a los 100 millones de pesos anuales.

"La contaduría pública organizada del país está comprometida en fortalecer el instrumento del dictamen fiscal y en trabajar en estrecha coordinación con las autoridades (hacendarias)", indicó.

Esto se hace, refirió, "para que el cumplimiento de las obligaciones fiscales en el país sea el que las leyes expresamente señalan en beneficio del desarrollo de México".

Manifestó que a lo largo de más de medio siglo, el dictamen fiscal ha probado su efectividad al apoyar la recaudación fiscal, al tiempo que su uso promueve el desarrollo de las empresas que se acogen voluntariamente a dictaminarse para efectos fiscales.

Estas empresas, señaló, en su mayoría pequeñas a medianas, son quienes más ven incrementada su productividad al contar con el apoyo de un contador público debidamente certificado.

Dijo que este tipo de empresas normalmente tienen menos herramientas administrativas con las cuales sustentar su labor empresarial.

"El dictamen fiscal brinda pues tranquilidad, seguridad al contribuyente que se acoge a él, tanto acerca de la situación financiera de su empresa como en lo referente al cumplimiento de la legislación fiscal", enfatizó.

Expuso que "el dictamen fiscal está investido de presunción de certeza ya que se trata de un trabajo profesional que se basa en los principios de capacidad, independencia e imparcialidad por parte de contadores públicos certificados según lo disponen las normas de auditoría".