Concluye mandato de gobierno alemán

Con la primera sesión plenaria del nuevo parlamento alemán se terminó hoy de manera oficial el mandato del anterior Gobierno alemán, formado por conservadores de la Unión (CDU y CSU) y liberales del FDP.

Con una ceremonia en el castillo de Bellevue, el presidente de la República, Joachim Gauck, entregó los certificados de despido a los ministros del Gobierno y a la canciller federal Ángela Merkel.

Para los cinco ministros del partido liberal, incluido el líder del FDP y vicecanciller Philipp Rösler, no habrá vuelta en el parlamento ni en el Gobierno, ya que el partido no logró el cinco por ciento necesario para ser representado en el Bundestag.

A pesar de la ceremonia del gobierno saliente, Gauck pidió a la canciller federal que el Gobierno permanezca en su cargo hasta el nombramiento de un nuevo Ejecutivo.

Desde que se celebraron las elecciones el pasado 22 de septiembre todavía no se forma una coalición de gobierno.

El pasado viernes representantes de la Unión y del partido socialdemócrata SPD señalaron su disponibilidad a formar un gobierno de Gran Coalición, aunque fue el primer paso formal, mientras mañana empezarán las negociaciones.

Este proceso podría durar todavía varias semanas y por lo tanto el presidente, tal y como estaba previsto, pidió al Gobierno que siguiera ejerciendo sus funciones.

En el curso de la primera sesión plenaria del Parlamento se reunieron este día por primera vez los 631 nuevos diputados elegidos a finales de septiembre.

Una mayoría abrumadora reeligió a Norbert Lammert, representante de la CDU de Merkel, como presidente de la cámara baja, por tercera vez.

En su discurso, Lammert aceptó el encargo que interpretó como "un aliento y un compromiso" y recordó a los diputados sus obligaciones y sus derechos: cada representante no tiene que obedecer a su fracción sino a su conciencia, aclaró.

También fueron elegidos seis vicepresidentes, uno más que antes, y son: Edelgard Bulmahn (SPD), Ulla Schmidt (SPD), Petra Pau (La Izquierda), Peter Hintze (CDU), Johannes Singhammer (CSU) y Claudia Roth (Los Verdes).

Los representantes de los Verdes y La Izquierda, las dos formaciones que con toda probabilidad formarán la oposición al Gobierno, criticaron el acuerdo de Gran Coalición que deja escaso margen para la oposición.

Según las reglas actuales, una oposición formada por Verdes y La Izquierda, con 17 por ciento de los escaños, no tendría los números para ejercer sus derechos básicos de convocar una comisión de investigación o una sesión extraordinaria.

El mismo Lammert invitó los partidos que formarán la mayoría de Gobierno a solucionar este tema.