Ha logrado la mujer un importante avance en la participación política

En las últimas décadas la mujer mexicana ha logrado un importante avance en la participación política del país, pero aún se está lejos de una verdadera paridad de género, afirmó Karina Labastida Sotelo, secretaria de la Comisión de Justicia de la Cámara de Diputados.

Por ello se congratuló con el hecho de que el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, haya presentado una iniciativa para lograr la paridad de género en el ámbito político.

Recordó que ella presentó en la LVII Legislatura del Estado de México una iniciativa que implicaba modificaciones a la Constitución estatal a fin de que en la entidad mexiquense los partidos políticos garantizaran igual número de candidaturas para mujeres y hombres, tanto para la integración de la legislatura local, como para la conformación de los ayuntamientos. Y digo: "Hay que apoyarla porque sería un avance importante para las mujeres mexicanas", apuntó.

Precisamente la falta de legislación en esa materia, agregó, dio pié en la anterior legislatura federal al tristemente célebre caso de las llamadas Juanitas, en donde algunas diputadas de diferentes partidos fueron obligadas a solicitar licencia para separarse del cargo y así permitir que sus suplentes, hombres en su gran mayoría, ocuparan una curul que en sentido estricto ellos no habían ganado; lo que significó un desprecio de los varones por el avance político de las mujeres.

Confió en que no habrá mayor problema para que el Congreso de la Unión apruebe el 50-50 en candidaturas, lo que obviamente incrementará la participación de las mujeres en el ámbito político.

De aprobarse, continuó, el siguiente paso obligatorio tendría que ser incrementar el porcentaje del presupuesto que reciben los partidos políticos para la capacitación política de las mujeres y que actualmente es apenas del 2 por ciento.

Aunque, reconoció, en las últimas décadas la mujer mexicana ha logrado un importante avance en la participación política del país, hizo hincapié en que aún se está lejos de una verdadera paridad de género.

"Prueba de ello es que de 500 curules en la Cámara de Diputados, sólo 184 están ocupadas por mujeres (36.8 por ciento); en el Senado de la República hay 128 escaños, de los cuales sólo 43 son ocupados por mujeres (32.8 por ciento).

Es decir, puntualizó, que de 628 espacios en el Congreso de la Unión, únicamente 227 están ocupados por mujeres. Y porcentajes similares encontramos en otros ámbitos de la vida política nacional", recalcó Labastida Sotelo.