Surge pelea entre republicanos y demócratas por desempleo en EUA

Líderes republicanos y demócratas se enfrascaron hoy en una nueva pelea política con motivo de las cifras económicas que muestran una caída del desempleo pero una creación de puestos de trabajo por debajo de las expectativas.

El Departamento del Trabajo reportó la creación de 148 mil empleos no agrícolas en el mes de septiembre. Aunque la cifra ayudó a bajar la cifra de desempleo a 7.2 por ciento, la menor desde 2008, los números de nuevos puestos de ocupación decepcionaron a analistas.

El presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, disparó la primera salva y fustigó al presidente Barack Obama por la incapacidad de su gobierno para generar más puestos de trabajo.

"El informe laboral del día de hoy nos demuestra que el presidente (Obama) tiene más problemas, no solo una página web, tiene una economía en peligro, debilitada por años de estímulos fracasados y excesivas regulaciones gubernamentales", dijo Boehner.

Boehner señaló que a las cifras de empleos deben sumarse los incrementos de costos y las primas de la Ley de Salud Asequible, conocida popularmente como "Obamacare".

"Todo eso se convierte en una receta para una economía estancada. Es por eso que en las siguientes semanas y meses que vienen, los Republicanos continuarán trabajando para ponerle un alto a la ley de Salud del Presidente", señaló.

En respuesta, el líder de la mayoría demócrata de la Cámara de Representantes, Harry Reid, culpó a los republicanos por la situación económica y los acusó de dañar la credibilidad económica de Estados Unidos por su decisión de cerrar el gobierno federal.

"El Congreso tiene dos opciones: aprobar medidas que aceleren la recuperación económica, o permitir que el estancamiento político lastime nuestro crecimiento económico", señaló el senador demócrata de Nevada.

Reid reconoció sin embargo que las cifras del desempleo, aunque positivas, demuestran que a pesar de años de crecimiento en el sector privado, la economía no está creando el número de empleos que las familias estadunidenses necesitan.

"Espero que en estas últimas semanas, mis colegas republicanos hayan aprendido que no se puede jugar con el bienestar económico de nuestra nación", dijo Reid.

Un grupo de negociadores demócratas y republicanos iniciaron reuniones en busca de un acuerdo político y presupuestal de largo plazo sobre el nivel de gasto público.

Bajo el acuerdo alcanzado este mes, el gobierno federal tiene recursos para operar hasta el 15 de enero y el techo de la deuda fue elevado hasta el 7 de febrero.