Será prioridad de CE en 2104 concluir trabajos contra nuevas crisis

La Comisión Europea (CE) centrará su trabajo el próximo año en poner en marcha medidas ya pactadas para impulsar la recuperación y reforzar la resistencia de la Unión Europea (UE) a nuevas crisis económicas y financieras, entre ellas la unión bancaria.

"2014 será un año de realización e implementación. La CE ayudará activamente al Parlamento Europeo (PE) y al Consejo a completar el trabajo pendiente en todas las propuestas importantes", aseguró el presidente del Ejecutivo, José Manuel Durao Barroso.

Al presentar en Bruselas el programa de trabajo de la institución para el año próximo, Barroso añadió que "hay muchas cosas sobre la mesa y la CE presionará para que sean finalizadas".

La prioridad de Bruselas es que los Veintiocho completen los pasos necesarios para dotarse de una efectiva unión bancaria y reforzar su gobernanza económica, iniciativas consideradas cruciales para evitar que se repitan crisis como la actual.

Para ello, es necesario que el recién adoptado supervisor bancario único entre en funciones en 2014 y que Consejo y PE se pongan de acuerdo acerca de un mecanismo único de resolución bancaria y un depósito común de garantías.

El combate al desempleo, en particular entre los jóvenes menores de 25 años, también tendrá lugar de destaque en el programa de trabajo del Ejecutivo europeo, de acuerdo con Barroso.

En ese sentido, Bruselas impulsará medidas para restablecer el acceso al crédito para las empresas, modernizar la política industrial europea, facilitar la circulación de trabajadores y mejorar la cooperación entre los servicios nacionales de empleo.

Se dará prioridad, igualmente, a avanzar en la lucha contra el lavado de dinero, el fraude y evasión fiscal, en la regulación de los servicios bancarios y financieros, la puesta en marcha de la recién creada tasa sobre las transacciones financieras y del intercambio de datos fiscales entre los Veintiocho.