Exigen a EUA explicaciones sobre ataques con drones en Pakistán

Amnistía Internacional (AI) exigió explicaciones a Estados Unidos sobre los ataques que efectúa con aviones no tripulados en Pakistán, que han causado la muerte de decenas de civiles, en un informe publicado hoy.

En su reporte, la organización defensora de los derechos humanos denunció que Estados Unidos ha llevado a cabo "homicidios ilegítimos" en Pakistán, con ataques de aviones no tripulados, conocidos como "drones", algunos de los cuales podrían constituir crímenes de guerra.

El documento titulado "¿Seré yo el siguiente?. Ataques con drones de Estados Unidos en Pakistán", AI documenta los recientes ataques que la aviación estadunidense ha efectuado en las zonas tribales del noroeste paquistaní, que han cobrado la vida de civiles.

Mustafa Qadri, investigador de la organización no gubernamental (ONG) sobre Pakistán, cuestionó los bombardeos y exigió a Estados Unidos que explique su verdadero objetivo.

"El secreto en torno al programa de aviones no tripulados da al gobierno estadunidense licencia para matar fuera del alcance de los gobiernos o de las normas fundamentales del derecho internacional", puntualizó.

Es hora de que Estados Unidos diga la verdad sobre el programa de 'drones', indicó Qadri.

"¿Qué esperanza de reparación pueden tener las víctimas de los ataques de 'drones' y sus familias cuando Estados Unidos ni siquiera reconoce su responsabilidad en ataques concretos?", preguntó Qadri en el informe, difundido integro en la página Web de AI.

La organización recordó que el derecho internacional prohíbe los homicidios arbitrarios y limita el uso legítimo de fuerza letal intencionada a situaciones excepcionales, lo que evidentemente no ocurre con los ataques aéreos de Estados Unidos en Pakistán.

En casos de conflicto armado, sólo los combatientes y las personas que participan directamente en las hostilidades pueden ser blanco de un ataque directo.

Fuera del conflicto armado, la fuerza letal intencionada sólo es legítima cuando sea estrictamente inevitable para proteger frente a una amenaza inminente para la vida, indicó.

La organización defensora de los derechos humanos con sede en esta capital, examinó los 45 ataques con aviones no tripulados que se lanzaron en la región de Waziristán, noroeste de Pakistán, entre enero de 2012 y agosto de 2013.

"AI llevó a cabo una investigación detallada sobre el terreno respecto a nueve de estos ataques y el informe documenta homicidios que hacen temer seriamente que se pudo haber cometido violaciones al derecho internacional que puedan constituir crímenes de guerra", subrayó.

Entre los bombardeos documentados, AI destacó el ocurrido en julio de 2012 cerca de la frontera con Afganistán, que provocó la muerte de 18 jornaleros, entre ellos un menor de 14 años, y otro ataque de hace un año, en el que murió una mujer de 68 años, que juntaba verduras con sus nietos.

En contra de las afirmaciones oficiales de que los fallecidos eran "terroristas", la investigación realizada por Amnistía Internacional aseguró que las víctimas de estos ataques no estaban participando en combates y no suponían amenaza alguna para nadie.

"No encontramos justificación alguna para estos homicidios. Existen amenazas reales para Estados Unidos y sus aliados en la región, y los ataques de aviones no tripulados pueden ser legítimos en algunas circunstancias", subrayó Qadri.

El programa estadunidense de "drones" ha agravado el sufrimiento local: ahora, los habitantes de la zona viven además con miedo a morir por los aviones no tripulados estadunidenses que surcan los cielos durante el día y la noche, agregó

"Lo trágico es que los aviones no tripulados desplegados por Estados Unidos sobre Pakistán inspiran ahora a los habitantes de las zonas tribales el mismo miedo que antes sentían únicamente ante Al Qaeda o los talibanes", afirmó Qadri.

El informe documenta asimismo la falta de protección, por parte de Pakistán, a los derechos humanos de la población de Waziristán y los abusos sufridos, que van desde muertes, heridas y desplazamiento de residentes a causa de bombardeos.

Amnistía Internacional también pide a la comunidad internacional que se oponga a los ataques con drones estadounidenses y otros homicidios que violen el derecho internacional y se abstenga de participar de modo alguno en este tipo de bombardeos