Plantean crear registro de piezas con valor artístico e histórico

La titular de la Autoridad del Centro Histórico, Alejandra Moreno Toscano, propuso integrar un registro único de piezas de valor artístico e histórico en la ciudad de México, así como la restauración de grandes monumentos de la urbe.

En el marco de la instalación del Comité de Monumentos y Obras Artísticas en Espacios Públicos de la Ciudad de México, la funcionaria planteó restaurar la escultura de Carlos IV, ubicada en la plaza Manuel Tolsá, entre otras obras.

De igual forma sugirió que sea sustituida una placa de cantera ubicada en un muro del Museo Franz Mayer, que recuerda el encuentro entre el emperador azteca Moctezuma y el conquistador Hernán Cortés.

Además propuso la colocación de una escultura de Gilberto Bosques en la Plaza Loreto y la integración al registro como monumento histórico y patrimonio vegetal a la palmera que se localiza en la glorieta de Paseo de la Reforma y la calle de Niza.

La instalación de este comité se efectuó en cumplimiento al acuerdo suscrito y publicado el 14 de marzo en la Gaceta Oficial por el jefe del Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera Espinosa.

Dicho organismo tendrá el encargo de emitir dictámenes técnicos sobre la instalación, reubicación o remoción de monumentos históricos o artísticos, pinturas murales, esculturas en los bienes de dominio público del Distrito Federal.

De acuerdo con la normatividad aprobada, la presidencia del comité estará a cargo del titular de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi), Simón Neumann Ladenzon, en tanto que la presidencia suplente recayó en la secretaria de Cultura, Lucía García Noriega y Nieto.

Además de Moreno Toscano, ese comité también está integrado por el coordinador general de la Autoridad del Espacio Público, Eduardo Aguilar Valdez, y el secretario de Turismo local, Miguel Torruco Marqués.

Asimismo participan la secretaria de Educación, Mara Robles Villaseñor, y los representantes de la sociedad civil Francisco Serrano, Hilda Trujillo, Zelika García y Miguel Cervantes.

En un comunicado, el Gobierno del Distrito Federal precisó que cada miembro de este órgano colegiado desempeñará su labor de manera honorífica, por lo que no recibirá remuneración alguna.

El comité fungirá también como órgano de coordinación, asesoría, apoyo técnico, opinión y consulta del jefe de gobierno en materia de monumentos históricos o artísticos, murales, esculturas y cualquier obra artística a incorporarse, reubicarse o removerse de manera permanente en los inmuebles del Distrito Federal.

Otra de las facultades del organismo se relaciona con la emisión de recomendaciones públicas no vinculatorias a los particulares sobre la conveniencia de hacer ajustes en bienes de propiedad privada que incidan en la configuración del paisaje de la ciudad de México, para hacerlos armónicos con el resto del panorama urbano.

El Comité de Monumentos y Obras Artísticas en Espacios Públicos de la Ciudad de México mantendrá una coordinación con las autoridades federales, locales y particulares, de acuerdo a lo dispuesto en las normas aplicables en la materia.