Delgado Carrillo presenta propuesta alternativa de reforma hacendaria

El senador perredista Mario Delgado Carrillo presentó un análisis de la reforma hacendaria presupuestal 2014 propuesta por el Ejecutivo federal, así como una propuesta alternativa a ésta.

Señaló que ésta "no es una reforma de la hacienda pública", ya que carece de alcance y contenido de fondo al sólo incluir aspectos recaudatorios, omitiendo aspectos referentes a elevar la eficiencia, así como el uso austero del gasto público y el cuidado del equilibrio presupuestal.

Consideró que si el gobierno demanda mayor esfuerzo fiscal a los ciudadanos, también debería aplicar un estricto programa de austeridad, mediante la reducción de 10 por ciento salarial a burócratas que perciban de uno a dos millones de pesos anuales y de 15 por ciento a los que cobren más de dos millones de pesos.

De igual manera se debe establecer un plan de ahorro de 10 por ciento de gastos operativos en todas las dependencias gubernamentales a lo largo de los próximos tres años.

Con ello, se generaría un ahorro de 156 mil millones de pesos para 2014, recursos que deberían ser destinados al incremento de la inversión pública en sectores estratégicos como infraestructura educativa y salud, así como en carreteras y telecomunicaciones, a fin de reactivar la economía del país.

Para ello, expresó, se debe modificar la Ley de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, con el objetivo de establecer la regla de tope corriente y evitar el uso ineficaz de los recursos económicos.

El legislador del Partido de la Revolución Democrática (PRD) mencionó que esa propuesta "se conjuga para permitir un mayor endeudamiento" así como el incremento de ingresos del sector público sin fundamentos que garanticen su correcto ejercicio.

Estimó que los efectos recaudatorios de la propuesta, una vez contempladas las modificaciones aprobadas en la Cámara de Diputados, serán aproximadamente de 185 mil millones de pesos, que aunada al déficit de 1.5 por ciento previsto se incrementará a 447 mil millones de pesos.

A partir de los cuales, puntualizó, "el gobierno planea aumentar en 10.1 por ciento el gasto corriente y en sólo 7.9 por ciento la inversión pública".

Señaló que eso debe ser modificado, ya que la prioridad debe ser la recuperación económica a través de la destinación de excedentes al sector petrolero e infraestructura, y "no el incremento del gasto burocrático".

A su parecer, los escasos recursos adicionales que prevén destinarse a programas de desarrollo social no tienen el resultado esperado y citó como ejemplo a la Cruzada Nacional contra el Hambre, política social que de acuerdo con la evaluación del Coneval, no garantiza un cambio de resultados en la aplicación de los recursos destinados.

También dijo que el presupuesto de egresos no prevé un programa integral para enfrentar la desaceleración de la economía nacional", lo cual resulta grave ante la profunda crisis por la que atraviesa el sector de la construcción.

Por eso consideró que es fundamental plantear un presupuesto de egresos enfocado en el fomento de la actividad productiva para así impulsar el crecimiento económico y bienestar social.

Delgado Carrillo propuso la aplicación de un "plan Emergente para la reactivación económica", enfocado a la inversión en infraestructura y la generación de un plan de financiamiento, mediante el cual se fomente la preservación de empleos.

Así como la sanción a quienes hagan uso indebido del sistema tributario, sentenció el senador perredista.