Sambueza cerca de ser mexicano, pero Reglamento FIFA le evitaría jugar

El volante argentino Rubens Sambueza está solo a un paso de obtener su carta de naturalización, que le permitiría ser tomado en cuenta por el técnico Miguel Herrera, para los juegos de repechaje ante Nueva Zelanda, con miras a la Copa del Mundo Brasil 2014.

Gente del Club América es la que está realizando los trámites pertinentes ante la Secretaria de Relaciones Exteriores (SRE), para lograr lo antes posible que Sambueza sea considerado ya mexicano.

El elemento surgido de River Plate, sin embargo, ya jugó algunos minutos con la playera de Argentina en el Mundial Sub-17, lo cual le impediría ser tomado en cuenta para jugar con México.

En el Artículo 8, en su inciso 3, del Reglamento de FIFA se estipula que el jugador pude solicitar al órgano rector el representar a otra asociación, con una carta claramente fundamentada en la que explique por qué busca representar a otro país diferente al de nacimiento.

Dicha carta sería evaluada por la Comisión del Jugador, además que se "aplicará el Reglamento de Procedimiento de la Comisión del Estatuto del Jugador de la Cámara de Resolución de Disputas de la FIFA".

Sin embargo, este mismo artículo, en su apartado 2, explica que "un jugador podrá ejercer el derecho a cambiar de asociación solo si no ha jugado (total o parcialmente) en un partido internacional "A", de una competición oficial representando a la asociación en que se encuentra y si en el momento de su primera participación en un partido internacional de una competición oficial representando a la asociación en que se encuentra ya posee la nacionalidad del país para cuya asociación solicita la habilitación", algo que no sucedió en su momento.

Se podría argumentar que el Articulo 7, en su inciso D especifica que un jugador podrá adoptar una nueva nacionalidad si "ha vivido al menos cinco años continuos después de cumplir los 18 años de edad en el territorio de la asociación en cuestión".

Sin embargo, esto último solo aplica al futbolista que no haya jugado un partido oficial con la selección de su país de nacimiento.