Estiman analistas nuevo recorte en tasa de fondeo

Analistas económicos estiman que la "holgura en la economía", las cifras favorables en la inflación y la baja posibilidad de un cambio de política monetaria por parte de la Reserva Federal podrían llevar al Banco de México (Banxico) a recortar en 25 puntos base su tasa de fondeo el próximo viernes.

La Coordinación de Estudios Económicos y Sociales de Banamex Citi, refiere de que después del recorte "sorpresivo" de 25 puntos base a la tasa de fondeo por parte del Banxico, el pasado 6 de septiembre, se prevé otro recorte similar el próximo 25 de octubre.

Expone que son tres los factores que refuerzan su pronóstico: uno, pese a que se calcula un impacto marginal negativo en la actividad económica asociado a los fenómenos "Ingrid" y "Manuel", los efectos podrían ser añadidos a un contexto de "holgura de la economía" por parte del instituto central.

Un segundo factor, señala, es la reciente sorpresa favorable mostrada por las cifras de inflación de septiembre, que además sugieren limitados impactos al alza sobre los componentes subyacente y no subyacente relacionados con los recientes desastres naturales.

Y un tercero, es que es poco probable que la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos anuncie una desaceleración en el ritmo de compra de activos antes de diciembre de 2013, lo cual extiende la ventana de oportunidad del banco central de reducir la tasa de fondeo.

El área de análisis de Banamex comenta: "no descartamos que por la reciente incertidumbre fiscal de Estados Unidos, en conjunto con el acuerdo temporal alcanzado recientemente pudiera incorporarse al balance de riesgos del Banxico, a través de sus implicaciones.

A su vez, BBVA Research, considera que el recorte podría responder a que el Producto Interno Bruto (PIB) se encuentra lejos de su potencial y la recuperación de la actividad económica durante el tercer trimestre ha estado por debajo de lo esperado.

La institución financiera explica que los datos de producción industrial de agosto muestran que tanto el componente de minería como el de construcción mantienen su tendencia negativa aun cuando la manufactura muestra signos de recuperación moderada.

Otro factor, agrega, es que ante la "holgura de la economía" no se prevén presiones de demanda sobre los precios, por lo que se estima que la inflación terminará el año en alrededor de 3.6 por ciento.

Indica que los mercados financieros mantuvieron un comportamiento ordenado, ya que en la minuta de la reciente reunión de política monetaria, la mayoría de los miembros de la Junta de Gobierno opinó que los mercados incorporaron en buena medida los efectos de una reducción en el ritmo de compra de activos por parte de la Fed.

Además de que los movimientos del tipo de cambio se han dado de manera ordenada.

Subraya que después del recorte previsto, un recorte adicional este año sería poco probable, dado el escenario de un mayor crecimiento para 2014 y la potencial alza en la inflación ante las medidas fiscales propuestas.