Da fe Peter Berling de que los sueños son posibles a cualquier edad

Aunque se considera más un hombre de cine que de letras, el escritor alemán Peter Berling (1934) ha mostrado al mundo que los sueños se pueden alcanzar a cualquier edad, luego de que descubriera su pasión literaria hasta después de los 55 años.

En el marco de la Feria Internacional del Libro del Zócalo de la Ciudad de México, que concluye el 25 de este mes, el también actor y productor de cine, así como crítico culinario, reconoció que su vocación literaria estuvo oculta por mucho tiempo y que su pasión por las letras comenzó realmente tarde.

Un guión de cine le dio la oportunidad de escribir su primera novela, "Los hijos del Grial", con la cual se hizo famoso pero, sobre todo, con la que rompió el mito de su entorno, de qué él no había nacido para escribir.

Así se lo relató al también escritor Paco Ignacio Taibo II, con quien Berling conversó esta tarde sobre "Los hijos del Grial", novela ambientada en el siglo XII, que transporta al lector desde la Sicilia, dominada por Federico II, hasta la Europa del Sacro Imperio, donde la guerra y las maquinaciones políticas entrecruzan los destinos de la Iglesia, el emperador, los caballeros templarios y la secta de los asesinos.

Para Paco Ignacio Taibo II, Berling es una figura internacional, un novelista sorprendente, que antes de descubrir las letras, fue actor de cine y productor de películas.

Sin embargo, dijo, ha sido capaz de escribir una novela interesante sobre la aventura, el mundo mágico, el medievo pero, sobre todo, sobre la herejía.

Sobre cómo lo había hecho, Berling comentó que cuando trabajaba haciendo cine había intentado acercarse a los guiones pero no lo habían dejado hacerlo. "Me decían: aléjate, y estaba convencido de que no podría hacerlo", dijo.

Luego de bromear en el sentido de que todos los "rucos" de más de 50 que estaban presentes aún tenían oportunidad de ser escritores, Taibo II continuó entre bromas y un poco de historia, resaltando la habilidad que Berling en el cine, en una sesión ligera de la que disfrutaron decenas de personas congregadas en el foro

"La Casa de los Carlos".

En la novela de Berling, la acción se inicia en 1244, con el sitio de Montségur, establecido por las tropas de Luis XI y el Papa. Cuatro caballeros se escapan en la noche, llevándose consigo el tesoro de los cátaros.

Éste no es otro que dos niños "Roc" y "Yeza", los hijos del Grial, destinados a reconciliar a las grandes religiones y a convertirse en reyes de un mundo en paz y armonía.

En el último momento, los niños son rescatados por una orden secreta al servicio del Grial, dando inicio a una peligrosa odisea a lo largo y ancho de Europa.