Acuerdo en banda 2.5 GHz pone fin a litigios: Ansitel

Con el acuerdo alcanzado en la banda de 2.5 gigahertz (Ghz), los concesionarios involucrados privilegiaron el interés público y la necesidad de poner fin a los litigios "en bien del país", aseguró la Asociación Nacional de Servicios Inalámbricos de Telecomunicaciones (Ansitel).

Refiere que dicho acuerdo, en el que participaron nueve de los 11 concesionarios, permitió al Estado mexicano recuperar a título gratuito 130 de los 190 Mhz que componen la banda.

Los concesionarios dieron por terminados así los diferentes procedimientos jurisdiccionales y administrativos entablados contra actos de autoridad.

Y con ello, expone la organización en un comunicado, se cierra un lamentable episodio caracterizado por la litigiosidad y la falta de claridad en la política espectral, que retrasó durante años el óptimo aprovechamiento de la banda y el ejercicio legítimo de los derechos de concesionarios.

El pasado lunes 14 de octubre, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) informó que nueve de los 11 concesionarios de la banda 2.5 GHz, incluido MVS Multivisión, presentaron su renuncia voluntaria a 130 de los 190 Mhz que la integran, con lo que el Estado recupera a título gratuito 68 por ciento de la amplitud.

La dependencia federal expuso que el haber recuperado este espectro en favor de la nación, fortalece la capacidad del Estado para lograr una mayor cobertura de servicios de banda ancha.

La Ansitel expone que la porción de la banda recuperada por el Estado se encuentra a disposición del Instituto Federal de Telecomunicaciones y constituye un dividendo espectral muy relevante para la nación.

Así se "pone fin a litigios y se abre una oportunidad para prestar servicios de última generación, además de darle al Estado la posibilidad de disponer de 130 Mhz vía licitaciones. Ciertamente no es el mejor escenario para los concesionarios, pero es el acuerdo que resultó viable", dijo Alejandro Mayagoitia, representante de los concesionarios y presidente de la Ansitel.