Promete Miranda Esquivel CDHDF más comprometida con capitalinos

El candidato a la presidencia de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Eduardo Miranda Esquivel, advirtió que de llegar a ocupar el cargo no será complaciente con la corrupción y arbitrariedades que se sufren en la ciudad de México.

Sostuvo que los capitalinos deben tener una CDHDF comprometida con los problemas de fondo de la ciudad, "más actuante y menos tolerante", que atienda los conflictos en materia de seguridad pública, tortura o agravios, con especial atención a la situación en los centros penitenciarios.

"No solamente hay que reaccionar frente al atropello, la violación o la transgresión de los derechos humanos, sino actuar, en lo inmediato, investigando y emitiendo recomendaciones oportunas, para que, en su caso, se castigue o sancione a los responsables", consideró.

En un comunicado, también ofreció que de llegar a ser el ombudsman local creará la figura de "comisionados en derechos humanos", en cada barrio, colonia y delegación, para que sean los propios ciudadanos quienes se involucren con la tarea de conocer, procurar y fomentar los derechos fundamentales de sus vecinos.

Respecto al sector juvenil, al que consideró estigmatizado por no tener un empleo, estudios suficientes y oportunidades de superación, Miranda Esquivel planteó que le daría atención a través de programas enfocados hacia este sector.

Ello, agregó, con el objetivo de proteger los derechos humanos de los casi nueve millones de habitantes del Distrito Federal, poniendo especial énfasis en las zonas de mayor marginación y pobreza.

Destacó que su proyecto de trabajo contempla una amplia agenda de todos los derechos que se deben atender, como son los políticos, civiles, económicos, sociales, culturales, laborales, de la mujer, los migrantes, los indígenas, adultos mayores e infantes.

"Tenemos que voltear hacia los sectores en los que sus derechos no se encuentran plenamente satisfechos, mediante un ombudsman que esté más cerca de la gente de manera activa y no burocratizada, para generar contrapesos, a través del diálogo oportuno y permanente con autoridades y sociedad", insistió.

Asimismo indicó que en caso de llegar a la titularidad de la CDHDF emprenderá una campaña permanente para difundir qué son, para qué sirven y cómo hacer nuestros, los derechos humanos.

"Con prevención, difusión, una reconceptualización y tratamiento de los derechos humanos, podemos generar un ombudsman que realmente sirva y sea apreciado por los capitalinos", afirmó.