Generan oficinas virtuales ahorros de 80% a Pymes y emprendedores

Para un emprendedor o Pyme, alquilar una oficina en un edifico triple A, "todo Incluido", puede representar ahorros de hasta 40 por ciento contra las oficinas tradicionales, y en el caso de una oficina virtual hasta de 80 por ciento, lo que apoya el crecimiento de las empresas, consideró Federico García Iza.

El director de la inmobiliaria mexicana Iza Bussines Center, señala que las oficinas "todo incluido", además del espacio físico, ofrecen personal que asiste al inquilino, ya sea para contestar el teléfono, tomar recados y atender a los visitantes.

Estos edificios, comentó, resultan a la postre más económicos que rentar todo por separado, pues el servicio que ofrecen permiten que el inquilino, un emprendedor o nuevo negocio, pueda enfocarse a sus actividades y olvidarse de todo lo relacionado con el mantenimiento, contratación de personal de limpieza o incluso de secretarias.

"Un emprendedor ya no tiene que pagar luz y agua por separado, ni contratar limpieza u otro servicio, pues todo está incluido en el precio que va desde los cuatro mil pesos por oficina pequeña y dos mil por oficina virtual", detalló el directivo.

Más aún, el equipamiento y tecnología de estos edificios y las economías a escala que representan, pueden generar un ahorro de 30 a 40 por ciento que rentar por separado, reiteró García Iza.

"Montar una oficina tradicional implica gastos mensuales por conceptos como salarios, prestaciones de ley, pago de luz, agua y teléfono, que en promedio demandan una inversión anual de 110 mil pesos contra 29 mil de una oficina virtual por igual lapso", indicó.

El concepto de oficinas virtuales en México es relativamente nuevo y con frecuencia se convierte en una herramienta utilizada por profesionales independientes y pequeñas empresas que requieren de una imagen empresarial y hasta por amas de casa que quieren iniciar una actividad comercial, destacó.

En la Ciudad de México hay 3.5 millones de metros cuadrados de oficinas catalogadas como triple A, con un nivel de ocupación de 60 por ciento en promedio, en edificios modernos.

En total hay 7.2 millones de metros cuadrados de inventario de oficinas en la capital de México, cifra que es considerada como un récord a nivel latinoamericano, pues supera a las principales capitales de Argentina, Brasil y Colombia juntos.