Recurrente lavado de dinero en empresas por desconocimiento

El lavado de dinero es una práctica recurrente en las empresas mexicanas, debido a que se desconoce realmente qué es esta práctica, que equivocadamente sólo se asocia con defraudación fiscal o narcotráfico, pero que también incluye la corrupción, sobornos y piratería, aseguró la consultora Mónica Ramírez.

En su opinión, esta problemática se debe en parte a la falta de controles internos y puede afectar tanto la situación financiera como la reputación de la compañía, llevándola incluso a la quiebra, por lo que destacó la necesidad de que las empresas se capaciten sobre el tema para protegerse.

Tras la presentación de su libro "No deje que lo laven, ni que lo sequen", dijo que "hay confusión sobre lo que es realmente el lavado de dinero, cuáles son las causales, pues el lavado de dinero se asocia con lo que es defraudación fiscal o narcotráfico", y lo peor es que en muchos casos se puede caer en esta práctica sin darse cuenta.

En entrevista con Notimex, explicó que el lavado de dinero "es el proceso de hacer dinero sucio para estar limpio", esto es obtener dinero proveniente de alguna actividad ilegal o ilícita, para después incorporarlo en la formalidad.

Este problema "si es recurrente en las empresas mexicanas" por la corrupción o los sobornos, o bien, el cobro de derechos de piso que se les llegan a exigir, lo que pone en una disyuntiva a las compañías sobre si aceptar eso y operar o no prestarse y cerrar.

Ramírez Chimal, con más de 15 años de experiencia en consultoría para empresas, destacó que este problema no es exclusivo de los grandes corporativos, sino también de las pequeñas y medianas empresas.

Reiteró que esta problemática se deriva del desconocimiento sobre qué es el lavado de dinero y por qué surge, así como por la falta de controles internos de las compañía y la cultura de corrupción que hay en el país.

Por ello, consideró que las empresas deben trabajar en capacitar y formar a sus trabajadores sobre estos temas, además de aprender a identificar las señales de alerta y reforzar los controles internos.

A fin de reducir esta práctica, Ramírez Chimal elaboró una guía que permite a cualquier empresa, de cualquier tamaño y giro, conocer las formas más comunes de lavado de dinero, así como los procesos necesarios para protegerse de la manera correcta.