Destaca Natalio Hernández peso de cultura indígena en festival de NY

El poeta mexicano Natalio Hernández destacó en lecturas de su obra y en presentaciones en el marco del Festival Internacional de Escritores PEN, celebrado en Nueva York, la riqueza cultural que ofrecen las culturas indígenas en un mundo multicultural.

"La lengua materna de los pueblos originarios de México y, en mi caso, la lengua náhuatl, mi lengua materna es una reserva cultural importantísima. Los mexicanos hispanohablantes no han entendido eso y ven la defensa de lo indígena sólo como reivindicación social y política", dijo Hernández.

En entrevista con Notimex, Hernández (Veracruz, 1947) lamentó que los mexicanos en general no perciban la relevancia que tiene el pensamiento indígena en la vida cotidiana de la sociedad, y que éste sea incomprendido y subestimado.

"La cultura indígena es una reserva cultural porque ahí está la memoria ancestral, la visión del mundo, el código lingüístico y el universo simbólico que, de hecho, México comparte en su vida cotidiana", manifestó.

Único literato mexicano en participar en la edición 2013 del festival PEN, celebrado del 29 de abril al 5 de mayo en Nueva York, Hernández -cuya obra está escrita en náhuatl y español- participó en tres actividades durante el encuentro.

Tras sus participaciones en el PEN, Hernández afirmó que el levantamiento neozapatista de la década de los noventa en México logró cimbrar las estructuras ideológicas, políticas y académicas en torno a la visión sobre las culturas indígenas mexicanas, pero que ese reconocimiento decae en la actualidad.

"La nación nos ha olvidado como indígenas, desconoce nuestra historia, nuestra lengua y cultura, la discrimina y la excluye", indicó Hernández, quien lamentó que la reforma educativa aprobada en México no promueva la enseñanza de lenguas indígenas para todos los mexicanos.

De acuerdo con Hernández, la educación básica en México debería enseñar además del español una lengua indígena regional del lugar donde esté asentado el colegio.

Fundador de la Asociación de Escritores en Lenguas Indígenas, Hernández es autor de al menos ocho libros, entre los que destacan "Sempoalxóchitl > Veinte Flores, Una Sola Flor" (1987) y su más reciente "Semanca huitzilin / Colibrí de la armonía" (2005).