Valora jefe de misión de la ONU diálogos de paz de Colombia

El jefe de la misión de la Organización de Naciones Unidas (ONU) en Colombia, Fabrizio Hochschild, valoró los diálogos de paz con la insurgencia en Cuba, pero advirtió que es más difícil construir la paz que la guerra, informó hoy El Tiempo.

En entrevista con el periódico colombiano, el representante de la ONU valoró la agenda de trabajo que aprobaron el gobierno del presidente Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para poner fin al conflicto interno.

Hochschild cree que temas como el problema agrario, la participación política de la guerrilla, el reconocimiento de las víctimas de la guerra y el narcotráfico, todos los cuales son discutidos por ambas partes en La Habana, son importantes para desactivar el conflicto.

Acotó que "llegar a un acuerdo es muy importante, es fundamental, pero la construcción de paz, que es más difícil a veces que la construcción de guerra, viene a partir de que se ha firmado el acuerdo, y ahí hay un gran trabajo por hacer".

Recordó que muchos países "han vuelto a la guerra por el resurgimiento del conflicto después de unos años, y eso se debe en el 95 por ciento de los casos a que había mucha concentración en el acuerdo y no había suficiente concentración en el posconflicto".

El funcionario de la ONU sugirió que es "muy importante que la gente que está más afectada por la guerra vea de un día para otro, pero muy rápidamente, los beneficios de la paz".

Los beneficios, explicó Hochschild, "no pueden ser solo un papel con cinco o 10 firmas, los efectos se tienen que sentir ahí mismo, en la piel, en sus vidas, en la posibilidad de moverse, en la ausencia de minas, en proyectos, en acceso a la tierra".

A su juicio, para lograr una paz estable en Colombia es necesario un "cambio de actitud y disponibilidad de abrazar a la persona que antes era su enemigo".

Entre los ejemplos de paz exitosos que el mundo ha vivido mencionó el caso del sudafricano Nelson Mandela, quien no miró "tanto hacia atrás, que no dijo 'tengo que vengarme porque mataron a mis hijos, a mi esposa o porque me metieron a la cárcel'".

Por el contrario, acotó Hochschild, Mandela pensó "¿qué país quiero para mis nietos?".

El funcionario de la ONU subrayó que conseguir la paz es muy importante para Colombia, "pero el conflicto no es el único obstáculo para solucionar todos los desafíos".

"La paz permite liberar recursos para concentrarse mucho más en desarrollo rural, en la pobreza extrema, en terminar con la violencia que no está relacionada al conflicto", agregó Hochschild.