Imprimen tono operístico y sensorial a "La casa de Bernarda Alba"

Un tono operístico y elementos sensoriales caracterizarán al nuevo montaje del clásico de Federico García Lorca, "La casa de Bernarda Alba", que con la actuación estelar de Isaura Espinoza, se estrenará el 24 de octubre en Guadalajara, Jalisco.

"Al público le llamará la atención la versión creativa que se ha programado para esta puesta, pues veremos situaciones maravillosas y sublimes que permitirán un disfrute total de cuadros oníricos muy delirantes en gran formato y tono de ópera", explicó la actriz Vanessa Bauche.

Lilia Aragón, quien hace una actuación especial como "María Josefa", añadió que la puesta en escena tiene la particularidad de ser operística y todos los actores están al servicio de un texto que ha pasado por la absoluta sensibilidad del director Medardo Treviño.

Para tal efecto, en la función de estreno participará el Coro de Guadalajara, integrado por 37 personas.

"La casa de Bernarda Alba", producida por Carlos Esqueda, está situada en el año 1936. Expone el drama de una familia de mujeres tras la muerte del segundo marido de la madre, pues ésta impone a sus cinco hijas, como luto, una larga y rigurosa reclusión.

Frente al autoritarismo y la represión representada por "Bernarda Alba", las hijas encarnarán una gama de actitudes que van de la más pasiva sumisión, frustrante, a la rebeldía más abierta, según explica el director.

"García Lorca habla de la condición de género de aquel entonces, en 1936, pero desgraciadamente esta situación sigue siendo una realidad en nuestro país. En ese sentido, el libreto es muy importante, de ahí que funge como una denuncia para las mujeres que están bajo este yugo matriarcal", subrayó Bauche, quien da vida a "Martirio".

Opinó que en este país las madres todavía continúan educando a sus hijas de una manera sobreprotectora hacia el hombre.

"Mientras que nosotras mismas nos seguimos atacando y juzgando. Un ejemplo es que yo, siendo figura pública, ante cualquier acción de mi parte, las primeras que me tiran piedra son mujeres. Por eso creo que la obra está muy vigente, ojalá que la historia sirva de reflexión para que varias actitudes ya no se lleven a cabo", apuntó.

Raquel Garza, quien hará a "Angustias", aseguró a la prensa que se identifica en todo con su personaje, pues ella también ha padecido la angustia y la pérdida:

"Asimismo, he sentido la frustración, la soledad, el miedo y el terror. Ninguna emoción que se maneja en 'La casa de Bernarda Alba' me es ajena, aunque las circunstancias sean distintas".

En 1974 el libreto se llevó a la pantalla chica de México con las actuaciones de Ofelia Guilmáin, Ofelia Medina, Diana Bracho, Rosenda Monteros, Lucía Guilmáin, Beatriz Sheridan y Ada Carrasco.

En 2002 se montó en el teatro Rafael Solana con los trabajos en escena de Ofelia Guilmáin, Laura Zapata, Olivia Bucio, Azela Robinson, Angélica Vale, María Rubio y Aurora Molina.

En su gira por varias plazas del país, el montaje se presentará en Guadalajara, Jalisco; Tepic, Nayarit; León, Guanajuato; Culiacán y Mazatlán, Sinaloa y San Luis Potosí, entre otras ciudades. En enero de 2014 confían poder presentarse en la capital mexicana.