Anuncia presidente de Guatemala plan de remesas familiares productivas

El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, anunció hoy que su gobierno impulsará un plan para que las remesas familiares se inviertan en proyectos productivos y evitar que se destinen sólo al gasto.

El mandatario se refirió al tema de las remesas familiares productivas en el llamado "Encuentro con el Migrante 2013", organizado cada año por el Ministerio de Economía, que reúne a casi mil empresarios de Guatemala y Estados Unidos.

Según datos del central Banco de Guatemala (Banguat), el ingreso de divisas por remesas familiares -que casi en su totalidad provienen de Estados Unidos- en el 2011 fue de cuatro mil 378 millones de dólares y el año pasado ascendió a cuatro mil 783 millones de dólares.

En Estados Unidos residen alrededor de 1.5 millones de guatemaltecos, en su mayoría en condición migratoria irregular, que enviarán este 2013 remesas familiares por unos cinco mil 200 millones de dólares, de acuerdo con proyecciones del Banguat.

El foro, al que asisten un centenar de empresarios guatemaltecos residentes en Estados Unidos, busca facilitar los negocios, las inversiones y la creación de fuentes de empleo en Guatemala a los connacionales que radican en la nación del norte.

La reunión que concluirá mañana martes pretende también abrir mercados para las micro, pequeñas y medianas empresas, aprovechar las ventajas del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y potenciar el "mercado nostálgico" guatemalteco en ese país.

El plan del gobierno "Paquetealcance", presentado en el foro sobre el migrante empresario, tiene el objetivo de mejorar la economía de las familias con un control estricto de precios de los productos básicos y la otorgación de créditos para microempresas.

Para el efecto se creará un "fondo de garantía" cien millones de quetzales (12.5 millones de dólares) que se destinarán a créditos para proyectos productivos nuevos y apoyo a micros y pequeñas empresas, entre otras medidas.

En el "Encuentro con el Migrante 2013", el presidente Pérez Molina expuso la conveniencia de que la población que recibe remesas familiares invierta en un negocio y no destine los recursos únicamente al consumo.

Dijo que el gobierno, por medio del Ministerio de Economía y otras instituciones, apoyarán a las familias para que emprendan proyectos productivos y comiencen "pequeños negocios", con lo cual contribuirán a la economía de sus comunidades y del país.

Datos del Ministerio de Economía de Guatemala establecen que el 80 por ciento de las remesas familiares recibidas en el país centroamericano (15 millones de habitantes) cada año, se gastan en consumo y un porcentaje mínimo en inversión.

El titular de la dependencia, Sergio de la Torre, destacó en su intervención que con diversas acciones y programas específicos se incentivará la inversión y el fomento de negocios productivos de los migrantes, tanto en Guatemala como en Estados Unidos.