Presentan resultado sobre deportados que habitan "El Bordo" en BC

El Colegio de la Frontera Norte (Colef) presentó los resultados sociodemográficos sobre residentes de la zona denominada "El Bordo", mayormente habitada por deportados de Estados Unidos que viven en condiciones marginales.

El estudio, coordinado por la investigadora del Departamento de Estudios Culturales del Colef, Laura Velasco Ortiz, arrojó que las principales condiciones adversas a que se enfrentan deportados y habitantes del "El Bordo", es la estigmatización.

También, la falta de documentos de identidad, lo que les impide insertarse en un empleo formal, espacio digno, persecución y criminalización por parte de policías locales, salud, protección, seguridad y consumo de drogas, entre otros factores.

Ante las legisladoras federales Amalia García y Ana Gabriela Guevara, indicó que de 352 mil 188 deportaciones estimadas en 2012, un total de 59 mil 845 fueron por Tijuana, con alta probabilidad de permanecer en esta frontera como única opción.

Aunque existen aquí albergues instaurados por organismos de la sociedad civil para apoyar a personas deportadas de Estados Unidos, quienes han excedido el tiempo permitido para su permanencia en estos centros de apoyo, se asentaron en "El Bordo".

Este improvisado refugio se encuentra en la canalización del río Tijuana, a lo largo de dos kilómetros desde la valla fronteriza hasta el este de la ciudad, distribuidos en ñongos, hoyos, alcantarillas, puentes y laderas, de los que totalizan 100.

Explicó que para llevar a cabo este estudio, se aplicaron 401 cuestionarios por todo este asentamiento, mediante un trabajo de campo que se realizó desde el 16 de agosto al 15 de septiembre de este año, a través de seis recorridos contables y tres por áreas.

Anotó que una particularidad que arrojó el estudio, es que los habitantes de "El Bordo" muestran un aceptable nivel de escolaridad en proporciones similares al registrado en Tijuana, el 54.4 por ciento habla inglés y el 6.7 una lengua indígena.

Refirió que 38.4 por ciento de los habitantes de ese refugio expresaron que desean regresar a Estados Unidos, el 26.4 expresó su deseo de trabajar en Tijuana, el 12.7 reunirse con su familia, el 9.7 acudir a un centro y el 7.2 quedarse a vivir ahí.