Lejano que EUA caiga en incumplimiento: Carstens

Es lejana la posibilidad de que Estados Unidos caiga en un incumplimiento en el pago del servicio de su deuda, consideró el gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens.

"La verdad es que sí sería lejana y poco afortunada y no ganaría nadie, por eso lo razonable es pensar que no va a suceder", añadió en entrevista en el marco de la Conferencia Internacional para conmemorar el 20 Aniversario de la Autonomía del Banco de México.

Sobre los efectos de un posible incumplimiento de Estados Unidos en el pago del servicio de su deuda, precisó que todo depende de las medidas que tome ese gobierno, entre las cuales puede reducir el gasto.

En ese caso, añadió el banquero central, "la actividad económica podría disminuir si deciden suspender pagos, podría generar volatilidad financiera, pero yo confío que no se llegue a esas instancias".

Al respecto, el director general de Análisis Económico de Grupo Financiero Banorte, Gabriel Casillas, precisó que el riesgo de impago de Estados Unidos no vence el 17 de octubre próximo, sino que en esa fecha se toca el techo de endeudamiento de ese país, pero no necesariamente se incurre en moratoria.

Lo que pasa, agregó, es que Estados Unidos ya no puede incrementar su deuda pero si podría hacer pago de intereses con el dinero de caja que les queda, para lo cual todavía tiene unos días hasta el 24 de octubre, pero si en esa fecha no se llega a un acuerdo, ya incurren en moratoria.

"Entonces si los legisladores quieren estirar la liga hasta el final, podríamos pasar el 17 de octubre sin incurrir todavía en moratoria, pero obviamente los mercados financieros se pondrían muy nerviosos y el gobierno de Estados Unidos tendría que explicar esto para que la gente no se asuste de que ya automáticamente es moratoria", abundó.

En el caso de México, dijo, hasta ahora el impacto financiero ha sido muy poco, pues aunque ha hecho que el tipo de cambio si se deprecie un poco, la moneda mexicana "ha aguantado muy bien".

El problema, alertó, es que de seguir el cierre del gobierno de Estados Unidos, entonces podrían pararse las aduanas de ese país, ante lo cual el problema para México se vuelve mayor todo su comercio internacional quedaría parado.

No obstante, aclaró, para llegar a ese punto primero Estados Unidos tendría que incurrir en moratoria y a un cierre de gobierno de más de cinco semanas, pero "lo vemos muy poco probable", pues nadie de los grandes inversionistas espera que esto ocurra.

"Esperan que estiren la liga, sí; esperan que incurra en moratoria Estados Unidos. Es algo que al unísono nadie piensa que se va a llegar a este punto, y al final del día el impacto para México será mínimo en el PIB", aclaró.