Deben privilegiarse los derechos de los niños: ministra

La ministra Olga Sánchez admitió que la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) viola los derechos de los niños, pues ellos deben ser educados y tener una familia para vivir en paz, como lo establece la Constitución Política.

Agregó que se deben privilegiar los derechos de los niños "el interés superior y yo creo que se debe meditar sobre el interés superior de la infancia en esa virtud: los niños tienen el derecho constitucional de ser educados, de tener una familia, de vivir en paz, de vivir en equidad en igualdad".

La ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) argumentó que es más que un mandato de la Constitución, dirigido a todas las autoridades, a todo el Estado mexicano, y es lo que el Estado debe hacer valer el derecho de los niños.

"Los derechos de la infancia están por encima de cualquier derecho, son los ciudadanos del mundo y los ciudadanos de México del futuro", puntualizó Sánchez Cordero.

En este sentido consideró importante dotar a los niños de las herramientas educativas, que son fundamentales para que puedan salir adelante "y este país tenga hombres y mujeres de bien en el futuro".

Opinó que los maestros deberían estar dando clases y recalcó que "es el interés superior del niño el que se debe privilegiar, es el interés superior del niño como mandato constitucional, cuya responsabilidad primaria es de la familia y también del Estado, no subsidiaria, sino del Estado en materia de educación gratuita".

Las instancias del Estado, sostuvo la mía, son las obligadas a defender, a promover, el interés superior de los niños y sobre todo sus derechos fundamentales como sujetos de derechos, no como incapaces, pues son absolutamente titulares plenos de derechos y esto lo tenemos que entender así.

La ministra Sánchez Cordero lamentó que la infancia esté cooptada por la delincuencia porque no tienen una estructura familiar, son arrojados a las calles, porque la madre tiene que ser proveedora y porque los roles entre la familia han cambiado.

"Es una obligación del Estado, primeramente de la familia por supuesto, pero una obligación del Estado estar al pendiente que si la mujer es proveedora del hogar, darle las herramientas, guarderías, estancias infantiles, juveniles para que los niños tengan otras alternativas y no estar en la calle y pudiendo ser cooptados por bandas delincuenciales", comentó.

Recordó que desde 1995 se empezó a interpretar todo lo que es el derecho de la infancia, y hay cualquier cantidad de tesis, tanto para el desarrollo integral de la familia y el interés superior del menor.

Sin embargo, admitió, hay muchas cosas pendiente, entre otras, el deterioro de la familia, la descomposición social por la disfuncionalidad familiar, el cambio de roles que está teniendo la mujer fuera de su casa para que el Estado esté más presente en las necesidades de los niños.

"Muchas veces la madre es la jefa de la familia y no puede atenderlos adecuadamente, porque es la única proveedora del hogar y en este rol que desempeña dentro de la familia los niños pueden estar abandonados", consideró la ministra.