Ponderó Andrés Bello educación y cultura como factores de desarrollo

A 148 años de su muerte, que se cumplen mañana, el humanista Andrés Bello es recordado como un hombre que siempre buscó la integración de los países iberoamericanos, a través de compartir valores culturales, tan importantes como el significado y el uso del buen español.

Uno de sus mayores legados lo dejó en Chile, donde fundó la Universidad, ya que era un convencido de que "la educación, la cultura y el conocimiento que se traducirían en ciencia y tecnología, serían los principales agentes de cambio para el desarrollo de los países".

En su memoria, la Universidad de Chile tiene vigente un programa de becas "Andrés Bello", para que estudiantes destacados a nivel nacional puedan costear sus estudios en esta institución, donde las inscripciones vencen el 17 de enero de 2014, según da cuenta el portal en internet "noticias.universia.cl".

El humanista, poeta y filólogo Andrés de Jesús María y José Bello López, nació en Caracas, Venezuela, el 29 de noviembre de 1781, dejó un importante legado en la educación con la ya mencionada universidad y la redacción del Código Civil, de acuerdo con información que difunde el portal web "memoriachilena.cl".

Además, tuvo un papel relevante en la fundación de la institucionalidad que dio forma a Chile como nueva nación y fue uno de los intelectuales más influyentes del siglo XIX, que expandió su influencia a todos los ámbitos de la cultura.

El también legislador, educador, filósofo y crítico destacó en el ámbito de la historiografía de Diego Barros Arana (1830-1907), su desempeñó como historiador le vale ser ascendido en sus labores como maestro e instructor de la juventud chilena, además de su actuación como hombre público.

La página web de la Casa Nacional de las Letras Andrés Bello, recuerda que el autor de "Gramática de la lengua castellana destinada al uso de los americanos" cursó las primeras letras en la Academia de Ramón Vanlosten, aprendió latín con el padre Cristóbal Quesada, en sus visitas frecuentes al convento de Las Mercedes.

En 1796, Andrés Bello tradujo el quinto libro de la Eneida (escrito por Virgilio (70 a. C-19 a.C).

Estudió desde 1797 en la Real y Pontificia Universidad de Caracas y se graduó de Bachiller en Artes, el 14 de junio de 1800.

Abandonó sus estudios de Derecho y Medicina para seguir sus caminos intelectuales, lo que lo llevó a convertirse en una de las personas intelectualmente más influyentes entre el año de 1802 y 1810. Vivió en Caracas, hasta los 29 años de edad.

El 19 de abril de 1810, inició a su vida lejos de Venezuela, al ser nombrado Oficial Primero de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Como escritor y poeta, Andrés Bello se encargó de dirigir "El censor americano" (1820), "La biblioteca americana" (1823) y "El repertorio Americano" (1826).

En 1829 viajó a Chile, donde recibió contrato por parte del gobierno para desarrollar grandes obras en el campo del Derecho y las Humanidades, concediéndole por gracia la nacionalidad por el Congreso Nacional de Chile en 1832.

Se desempeñó como legislador impulsando el Código Civil y el 19 de noviembre de 1842 fundó la Universidad de Chile, de la que fue su primer rector.

Fue nombrado miembro honorario de la Real Academia Española en 1851.

Como poeta, destacan sus escritos "A la Vacuna", "Oda al Anauco"; el soneto "A una Artista", la égloga "Tirsis, habitador del Tajo umbrío", el romance "A un Samán", la oda "A la Nave", y los sonetos "A la victoria de Bailén" y "Mis deseos".

Escribió también los dramas "Venezuela consolada" y "España restaurada", así como el "Resumen de la Historia de Venezuela".

El inmueble que fue casa de su abuelo paterno y donde él nació, hoy funciona como Casa Nacional de las Letras Andrés Bello, fundación del Ministerio del Poder Popular para la Cultura. Andrés Bello murió el 15 de octubre de 1865.