Anuncia Reino Unido nueva política de visas hacia China

El ministro británico de Finanzas, George Osborne, anunció hoy que Reino Unido aplicará una nueva política de visas para los solicitantes chinos, a fin de impulsar el turismo y comercio.

Londres permitirá la entrada a los turistas chinos que hayan obtenido con anterioridad visas para el espacio Schengen -del que no forma parte Reino Unido- sin que tengan que hacer una nueva solicitud de visa.

Esta simplificación busca el fomento del turismo y el comercio, dijo Osborne en la Universidad de Pekín, pues Londres "no quiere resistir al progreso económico de China, sino que Gran Bretaña quiere compartirlo".

Varios países occidentales, entre ellos Estados Unidos, Francia, Alemania y, ahora, Reino Unido han creado servicios especiales para acelerar el otorgamiento de visas a los turistas chinos, y atraer a los visitantes de China cuyo gasto en el extranjero es muy alto.

La expansión económica de China, segunda economía mundial, y la creación de una emergente clase media de unos 300 millones de personas, ha generado un flujo de turistas chinos al extranjero que en 2014 alcanzará 100 millones de visitas al exterior, según la Administración Nacional de Turismo de China.

Con un crecimiento anual del número de turistas cercano al 12 por ciento, China se convertirá en 2015 en mercado más importante del turismo en el mundo, según el profesor Dai Bin, director de la Academia China de Turismo.