Huyen cientos de sirios sunitas de Baniyas tras horas de ataques

Activistas sirios informaron que cientos de personas huyen hoy de Baniyas, luego que barrios sunitas de esa ciudad fueron blanco de ataques de las fuerzas del régimen y milicias pro gubernamentales, que dejaron al menos 62 muertos.

La portuaria Baniyas, en el noroeste sirio, fue escenario de violencia por primera vez desde que comenzó el levantamiento contra el presidente Bashar al-Assad, a mediados de marzo de 2011, por lo que la gente trata de escapar por temor a que continúen los ataques.

Las fuerzas del régimen comenzaron a bombardear zonas sunitas de la ciudad el viernes, pero los militantes leales a al-Assad continuaron atacando a la población en el distrito de Ras al-Nabaa durante la noche, informó el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH).

Los ataques en Baniyas comenzaron un día después de que el ejército sirio y las milicias afines al régimen de al-Assad atacaron la cercana aldea sunita de al-Baida, donde ejecutaron a entre 50 y 100 personas, según los activistas.

Rami Abdelrahman, director del OSDH, indicó que cientos de familias sunitas están saliendo de Baniyas por temor a la reciente violencia en la ciudad y a lo ocurrido en al-Baida. "Estimo que se dirigen a ciudades cercanas como Jableh y Tartous", agregó.

De acuerdo con la prensa árabe, el ejército estaría pidiendo a la gente que sale de la ciudad la tarde de este sábado que vuelvan a sus casas.

El OSDH, que difundió una videograbación que muestra los cuerpos de 10 personas -la mitad de ellas niños- que habrían sido asesinadas en el barrio de Ras al-Nabaa, afirmó tener ya el registro, con nombre y fotografía, de 62 muertos en esa localidad de Baniyas.