Afirma arzobispo que el trabajo debe ser medio para una vida digna

En la conmemoración del Día de la Santa Cruz, el arzobispo Alfonso Cortés Contreras dijo que el trabajo debe servir de medio para una vida digna que cubra con la alimentación, la educación y para el desarrollo de la familia.

Ante trabajadores de la construcción y dirigentes de colegios y cámaras, el religioso señaló que no se debe olvidar que el trabajo es para el bien de la familia, de los hijos, del crecimiento educativo y cultural del ser humano.

"Las autoridades saben que hoy es difícil y que se necesitan más puestos de trabajo que contribuyan a dignificar la familia... a veces el papá y la mamá trabajan, pero no alcanza, por eso hay que cuidarlo y no malgastarlo", expresó.

A la celebración en el Templo Expiatorio asistió el gobernador de Guanajuato, Miguel Márquez Márquez, y el secretario de Gobierno, Antonio Salvador García López.

El arzobispo de León enfatizó que bajo la cruz de Cristo, este día representa la dignidad en el trabajo, el cual también es sufrimiento que se ve reflejado cuando los trabajadores regresan a su casa con manos, espaldas y miradas cansadas.

Durante la homilía, llamó a los empleados de la construcción y patrones, para que cada uno, desde su puesto de trabajo, hagan esfuerzos por crear una sociedad más justa, honesta y fraterna, ya que aseguró que Dios ha plantado en cada uno la semilla de la verdad y la bondad.