Hacer cine es un proceso en constante transformación: Joao Canijo

Al cineasta portugués Joao Canijo ("Sangre de mi sangre", "Malnacida") no le interesa hacer cine comercial o para un público masivo, su trabajo se ha caracterizado por ir descubriendo historias a partir de sus personajes y por tener detrás una profunda investigación, "porque nadie puede hablar de lo que no conoce bien".

El director, que ha sido galardonado con el Premio FIPRESCI del Festival Internacional de Cine San Sebastián 2011, se encuentra de visita en la Ciudad de México para presentar una retrospectiva de su filmografía en la Cineteca Nacional y conversar con el público mexicano de su manera de concebir el cine.

En entrevista con Notimex, Canijo explicó que no existen métodos para hacer cine, "es un proceso en constante transformación, en mi caso, requiero de por lo menos dos o tres años para concluir un filme, porque debo conocer plenamente el tema y el lugar que se desarrollará en mi película".

Consideró que no es posible imponer un punto de vista o mostrar una historia clara al público en general, porque cada quien la entenderá de un modo diferente, "a mí no me interesa hacer cine para un público masivo, comercial, yo me inclino más por abordar las relaciones existentes entre mis personajes".

Y es que Joao Canijo siempre da prioridad a sus personajes, "en lo primero que pienso es en mis actrices y a partir de ahí voy desarrollando una historia, en `Sangre de mi sangre´, por ejemplo, fuimos desarrollando la historia al tiempo que se filmaba, solo teníamos claro que queríamos que el tema principal fuera el amor incuestionable".

Apuntó que aunque tiene tres proyectos listos para filmar, no ve cerca la posibilidad de concretarlos por la crisis europea y la falta de financiamiento, por lo pronto dedica su tiempo a concluir una maestría en cine y a dar clases a jóvenes cineastas.

Detalló que uno de sus proyectos fílmicos es "una película deliciosa porque habla sobre la peregrinación de un grupo de mujeres del noroeste de Portugal hasta el Santuario de Fátima, aunque si todo va bien será hasta 2015 cuando se pueda concretar este proyecto".

Canijo también compartió su gusto por el cine mexicano, "acabo de ver la película "Cumbres", de Gabriel Nuncio, la cual me pareció fantástica", y no descarta la posibilidad de hacer una película en este país, aunque para ello, dijo tendría que vivir por lo menos tres años en el país.

Canijo (Oporto en 1957) es considerado uno de los cineastas portugueses contemporáneos más destacados; su carrera comenzó siendo asistente de Manoel de Oliveira, Wim Wenders, Werner Schroeter y Alain Tanner, entre otros.

La Retrospectiva Joao Canijo se presentará hasta el 12 de mayo en la Cineteca Nacional e incluye la proyección de los filmes "Ganar la vida" (2000), "Noche oscura" (2003), "Malnacida" (2007), "Sangre de mi sangre" (2011) y el ensayo "Trabajo de actor y trabajo de actriz" (2011).