Sigue alerta volcánica en amarillo fase II pese a más actividad

Las más de dos mil exhalaciones registradas durante las últimas dos semanas en el volcán Popocatépetl "destruyeron" el domo de lava formado en la base del cráter, aunque ya se formó otro y el Semáforo de Alerta Volcánica se mantiene en Amarillo Fase II.

En entrevista el coordinador general de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación (Segob), Luis Felipe Puente, informó que el cráter mide ahora 150 metros de diámetro por 30 de profundidad.

Puente Espinosa indicó que se reporta tranquilidad ante la presencia de un nuevo domo, lo que no significa que se detenga el monitoreo que se realiza de forma continua todos los días del año y remarcó que cualquier cambio en la actividad se reportará de manera oportuna.

Subrayó que con las exhalaciones generadas durante las dos últimas semanas el jueves pasado quedó destruido (el domo) y se creó un nuevo cráter de 150 metros de diámetro por 30 de profundidad que, no obstante, "nos hace seguir en fase II Amarillo, lo que quiere decir pendientes, pero de alguna manera nos da tranquilidad".

Autoridades del Comité Científico Asesor del Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred) descartaron el 17 de abril pasar de Fase II a III el nivel de alerta en torno al Popocatépetl, que en marzo y abril pasados registró dos mil cinco exhalaciones, contra las mil 667 de enero y febrero.

Por mes el número de exhalaciones fue de 894 en enero, de 773 en febrero, de mil 44 en marzo y de 961 en abril.

El mayor número de exhalaciones se presentó el 26 de enero y el 29 de marzo al contabilizar 137 y 112, respectivamente.