Rechaza jueza anular investigación sobre "Rápido y Furioso"

Una corte federal de Estados Unidos rechazó hoy la petición del procurador Eric Holder para anular la demanda del Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes a fin de entregar documentos sobre la Operación Rápido y Furioso.

La jueza Amy Berman Jackson objetó la argumentación de Holder, en el sentido de que una disputa entre la rama ejecutiva y legislativa sobre documentos oficiales debe incluir una negociación entre ambas partes y en consecuencia no puede ser forzado a entregar información.

Berman sostuvo que existen precedentes marcados por la Suprema Corte de Justicia, en el sentido de que la rama judicial tiene el poder de determinar cuáles documentos de la rama ejecutiva pueden ser del conocimiento del legislativo estadunidense.

El presidente estadunidense Barack Obama invocó en su momento el "privilegio ejecutivo" para limitar la cantidad y alcance de los documentos que el gobierno federal está dispuesto a entregar al Congreso en relación con la pesquisa.

La Casa Blanca y los demócratas han acusado a los republicanos de la Cámara de Representantes de politizar la investigación de "Rápido y Furioso", que incluyó el trasiego ilegal de armas a México.

Pero los republicanos utilizaron un reporte del inspector general, que encontró negligencia en la implementación del operativo, para justificar su demanda en las cortes a fin de que la administración Obama entregue documentos adicionales del caso.

Aunque el reporte exoneró a Holder de cualquier responsabilidad, hizo sin embargo críticas a tres altos funcionarios, entre ellos el ex subprocurador Gary Gindler, el procurador adjunto Lanny Breuer y el subprocurador adjunto Jason Weinstein, entre otros.

El presidente del Comité de supervisión de la Cámara de Representantes, Darrell Issa, sostuvo esta noche que el fallo de la jueza Berman representa un "repudio" al Departamento de Justicia.

"Este dictamen es un paso importante hacia la transparencia y rendición de cuentas que la administración Obama se rehúsa a hacer", dijo Issa.

La Operación Rápido y Furioso incluyó el trasiego ilegal supervisado de más de dos mil armas de fuego a México por agentes de la Administración de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego (ATF).