Caravana de la Sedesol logra llevar ayuda a Tlacoapa, Guerrero

La zona de La Montaña, en Guerrero, cuenta con el apoyo del gobierno de la República ante los estragos ocasionados por fenómenos meteorológicos, afirmó el subsecretario de Participación Social y Desarrollo Comunitario de la Sedesol, Javier Guerrero García.

El funcionario viajó el fin de semana con ayuda humanitaria y al frente de las brigadas de esa secretaría al municipio de Tlacoapa, donde se desbordó el río del mismo nombre y al cual sólo habían podido ingresar elementos del Ejército Mexicano por vía aérea.

Con apoyo de elementos del 93 Batallón de Infantería, llegaron dos camiones de volteo con más de 800 despensas que recorrieron 75 kilómetros por la carretera Tlapa-Marquelia, con desviación a Tlacoapa, en seis horas de un recorrido difícil debido al reblandecimiento de la tierra y los desprendimientos.

Al llegar, instalaron dos comedores comunitarios: uno en Filo de Acatepec y otro en La Lucerna, en los que se ofrece alimentos calientes a la población damnificada, detalló en un comunicado la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol).

Explicó que el viernes una joven madre de familia de Tlacoapa, Laura Toribio, llegó a la oficina de la Comisión para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas en Tlapa y mostró imágenes, grabadas en un celular, de los momentos en que el río descargaba su caudal contra la comunidad.

Por ello se organizó esta caravana de ayuda hacia esta localidad; el subsecretario de Participación Social y Desarrollo Comunitario bordeó el río para ver directamente los daños en las viviendas y el Jardín de Niños "José Mateos Carranza".

El funcionario federal visitó los dos albergues que desde hace más de 12 días administra el Ejército: el del Colegio de Bachilleres y el de la cancha de basquetbol, donde platicó con algunas de las casi 300 personas que ahí se encuentran.

La Sedesol indicó que de acuerdo con informes del Ejército, hay 142 viviendas desaparecidas; 755 personas resultaron afectadas en Tlacoapa y 18 en El Ahuehuete; 88 familias están en riesgo y no se han reportado decesos; también informó que existe la necesidad de establecer un puente aéreo hacia la comunidad de Totomixtlahuaca.

Guerrero García pidió al alcalde de Tlacoapa, Efrén Merino Sierra, que de las 800 despensas que llevaron, 150 sean destinadas a alimentar a las personas del albergue, y que los medicamentos no se concentren en la alcaldía sino a través de la encargada de Salud, Jesenia Espino Barro Rosales.

"Las despensas y los medicamentos son para todos, sin distinción; aquí no hay partidos políticos ni simpatías, aquí todos son mexicanos y se debe atender a todas las personas que lo necesiten, esa es la instrucción del presidente Enrique Peña Nieto y de la secretaria (de Desarrollo Social) Rosario Robles", aseveró.