Crecimiento insuficiente debe impulsar aprobación de reformas:Guajardo

El titular de la Secretaría de Economía (SE), Ildefonso Guajardo Villarreal, dijo que el crecimiento por debajo de 2.0 por ciento en promedio que ha registrado México en los últimos 30 años es insuficiente para propiciar el desarrollo nacional, por lo que es necesario impulsar las reformas estructurales.

En su comparecencia ante los integrantes de las comisiones unidas de Comercio y Fomento Industrial y de Fomento Económico, Relaciones Exteriores Asia-Pacífico del Senado de la República, el funcionario dijo que entre esas reformas destacan la energética, financiera, de competencia económica y educativa.

En su presentación en el marco de la glosa del Primer Informe de gobierno del Ejecutivo federal, expuso que la reforma financiera permitirá que un mayor número de empresas puedan ser sujetas de crédito y con ello se permitirá un mayor crecimiento de la economía y del empleo en el país.

Dijo que la reforma energética prevé un acceso a la energía que puede abaratar los costos de producción de las pequeñas y microempresas, lo que permitirá una mejoría en materia de competencia económica.

Guajardo Villarreal subrayó la importancia que desde los años 90 del siglo pasado México goza de una estabilidad financiera adecuada, punto de partida fundamental para el crecimiento y futuro del país.

Gracias a esta estabilidad y a bases sólidas en materia macroeconómica, México superó la crisis económica mundial de 2008, señaló el funcionario.

Sin embargo, reconoció que en este momento la economía interna está envuelta en un proceso de desaceleración, con perspectivas de un alentamiento en su crecimiento para los siguientes meses, debido a factores externos e internos, como el escaso crecimiento de la economía de Estados Unidos y el cambio de administración en la conducción del país.

"Efectivamente, hay una desaceleración muy clara en la economía mexicana en el año 2013. La desaceleración que tuvo la economía estadounidense a su sector industrial nos impactó directamente en el motor externo", apuntó.

"Y en el motor interno, en la estacionalidad sexenal del arranque de una administración, se ve reflejada de inmediato en la evolución de la actividad económica. Y el ejercicio del gasto público, en el rediseño de algunos programas fundamentales fue de impacto, como es el caso del sector de vivienda de interés social, donde fue necesario ponerle un freno inmediato para rediseñar los programas".

Ante los legisladores, el funcionario subrayó que a pesar de ello la economía despuntará en 2014.

"Las expectativas de crecimiento de nuestros principales socios comerciales, en este caso por la parte del impacto externo, son muchísimo más favorables para el próximo año, lo que nos permite confiar en una recuperación que se debe sentir hacia el cierre de este año, para tener una tasa de crecimiento superior al 3.0 por ciento para 2014", argumentó.

Dijo que hay indicadores claros de confianza en la economía nacional en materia de inversión extranjera directa e inversión nacional.

Sin embargo, sostuvo que las reformas estructurales son fundamentales, porque lo que ha pasado en el país es que el beneficio del desarrollo no ha logrado llegar a todas las regiones de México y a todas las empresas.

Guajardo Villarreal dijo que las reformas propuestas por el Ejecutivo federal son las que permitirán democratizar la productividad.

Destacó la importancia de definir una política nacional para agregar valor a las empresas, diseñada en un contexto acorde a la globalidad, sin las prácticas proteccionistas tradicionales que han perjudicado a los sectores productivos del país.

Refirió que se han definido dos líneas con la industria nacional con el propósito de construir una agenda con los sectores tradicionales en la economía mexicana (acero, textil y calzado) y los de avanzada (automotriz, aeroespacial, eléctrico y de tecnologías de la información).

Previo a la sesión de preguntas y respuestas, Guajardo Villarreal mencionó que trabajan con el sector textil para la inversión en los centros de valor, a fin de comercializar productos con diseño para conectarlos con los mercados estratégicos y proteger a la planta nacional de prácticas ilegales internacionales.

Destacó la participación del Senado de la República en el análisis de diversos acuerdos comerciales de carácter internacional, porque éstos permitirán ampliar las perspectivas comerciales del país y fortalecer las cadenas de valor.

Entre dichos convenios mencionó la Alianza del Pacífico, el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP) y la estrategia de intensificación del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá para eficientar la integración productiva y buscar otras regiones de competencia internacional.

De igual forma, refirió que están en proceso tratados comerciales internacionales con Panamá y con Cuba, además de solicitudes de proyectos que serán presentados en breve a los senadores para su análisis.