Toman militantes de Al Qaeda base militar en Yemen

Presuntos miembros de Al Qaeda se apoderaron hoy de una base del ejército yemenita en la ciudad portuaria de Mukalla, sureste del país, en un ataque en el que mataron a tres soldados e hirieron a otros seis, informaron fuentes militares.

Un suicida estrelló un coche bomba a la entrada del cuartel general de la segunda región militar, lo que permitió la entrada de decenas de milicianos vestidos con uniformes de las fuerzas de seguridad.

Tras librar enfrentamientos con los guardias, los hombres armados tomaron la base militar y tomaron como rehenes a varios soldados, entre ellos el comandante de la segunda región militar del ejército, el general Hasan Muhsen, según la agencia yemenita de noticias SABA.

Efectivos de las fuerzas especiales se han desplazado desde Saná, la capital de Yemen, hasta la ciudad de Mukalla (capital de la provincia de Hadramut) para tratar de recuperar el control de la base militar.

Se trata del segundo ataque contra el ejército yemenita desde el pasado 20 de septiembre, cuando militantes de Al Qaeda mataron a 56 soldados y policías en ataques coordinados en la provincia de Shabwa, en una jornada calificada como la más mortífera del último año.

Numerosos miembros de las fuerzas de seguridad y el Ejército de Yemen han muerto en los últimos dos años a consecuencia de ataques perpetrados por milicianos islamistas, en su mayoría atribuidos a Al Qaeda en la Península Arábiga (AQAP) y grupos afines.

AQAP y los grupos aliados se aprovecharon del caos político en Yemen registrado en 2011 cuando el entonces presidente, Ali Abdalá Saleh, fue obligado a salir del poder, para hacerse con el control de algunas ciudades en el sur de ese país.

Aunque con el nuevo gobierno del presidente Abdo Rabu Mansur Hadi, las fuerzas del orden yemenitas, apoyadas por la inteligencia militar estadunidense, lograron expulsar a los grupos armados de varias de sus posiciones, los combatientes han continuado en la resistencia.

Estados Unidos participa en la lucha contra Al Qaeda en Yemen mediante ataques selectivos con los llamados drones, al considerar que en este país la organización extremista tiene bases y centros de entrenamiento.