Dedicará Fonoteca sesión de escucha al músico Luis Pérez Ixoneztli

La obra del precursor del estudio, investigación, ejecución e introducción de instrumentos autóctonos en la música contemporánea Luis Pérez Ixoneztli, será el tema de la próxima sesión de escucha del ciclo "Iconos del rock mexicano", a realizarse esta noche en la Fonoteca Nacional.

La propuesta musical de Pérez Ixoneztli, para quien su trabajo nunca ha sido convencional, ingresará al acervo de la Fonoteca Nacional, informó el Consejo Nacional para la Cultural y las Artes (Conaculta), mediante un comunicado.

Para el músico, su obra está marcada por la cultura mexicana, las culturas ancestrales y el lenguaje de la sociedad moderna, así como por sus necesidades y carencias

"Me interesa la experimentación, abordar tanto la riqueza sonora y rítmica del arsenal completo de instrumentos musicales de orden etnográfico y artefactos precolombinos pertenecientes a los grupos étnicos que habitan nuestro país y a las culturas mesoamericanas", explicó.

Respecto a su labor como introductor de esta clase de instrumentos en la música contemporánea, refirió que "La identificación y distinción de éstos es muy importante, así como su acercamiento desde un punto de vista etnomusicológico y arqueomusicológico".

En esta sesión del ciclo "Iconos del rock mexicano", que será conducida por Ricardo Bravo, la Fonoteca Nacional realizará un viaje sonoro por 43 años de trayectoria del artista, con la escucha de piezas de sus discos: "En el ombligo de la Luna" (1981), "Tales Of astral travelers" (1998), "Santuario de mariposas" (2012) y su álbum inédito "La Neza e In situ" (2013).

El músico, se espera, aborde los años de creación en el extranjero y sus colaboraciones con artistas de la talla de Jon Anderson, Jackson Browne, Ian Underwood, Andreas Vollenweider, Kitaro, David Lindley, los compositores Hans Zimmer, James Horner, Johnterryl Plumeri y el Cirque du Soleil.

Luis Pérez Ixoneztli (1951), quien es originario de la Ciudad de México, a finales de la década de los setenta comenzó a crear composiciones en las que fusionó el sonido de instrumentos prehispánicos y electrónicos, labor que desembocaría, en 1981, en su primer disco, "En el ombligo de la Luna".

En 1987 el joven músico viajó a Los Ángeles, California, donde se involucró en la cultura musical de Estados Unidos. Al tiempo que continuó el estudio de la música y la cultura prehispánicas y compartió los resultados de sus investigaciones por medio de conferencias y talleres en museos y universidades de todo el país.

Hace menos de un año regresó a su país natal, donde el artista consolida una serie de proyectos entre los que destaca la edición de sus discos bajo el sello mexicano Dragona, el lanzamiento de su disco In situ y de su primer álbum de canciones urbanas, "La Neza".

Además se encuentra en preparación una nueva propuesta: "Esferas suspendidas", a través de la cual Luis Pérez mostrará sonoridades e imágenes dentro de las Grutas de Guerrero.