Siguen 39 personas desaparecidas a nueve días del ataque en Kenia

A nueve días del asalto armado al centro comercial Westegate de Nairobi, un total de 39 personas continúan desaparecidas, informó hoy la Cruz Roja de Kenia, aunque el gobierno insiste en que no hay desaparecidos.

En comunicado, la Cruz Roja keniana informó este lunes que el número de desaparecidos por el ataque armado de la milicia somalí Al Shabab del 21 de septiembre pasado se redujo de 61 a 39, luego de que el fin de semana se localizó el destino de 22 de ellos.

El organismo indicó que pudo localizar vivas a algunas personas que figuraban como perdidas, algunas en hospitales y otras con familiares, y confirmar que otras se encontraban lamentablemente entre los fallecidos, según un reporte del diario The Standard Digital en Internet.

"Catorce de los desaparecidos han sido encontrados con vida y siete cuerpos estaban en la morgue", precisó la Cruz Roja en su declaración, aunque el gobierno insistió en que no hay desaparecidos y que la policía no ha recibido denuncias sobre la desaparición de alguna persona.

Pese a que la Cruz Roja aseguró que tiene 39 expedientes de personas que desaparecieron desde el día del asalto y que habrían ido a la lujosa plaza comercial, el ministro del Interior keniano, Joseph Ole Lenku, aseguró que el saldo del ataque sigue igual y que "no hay desaparecidos".

De acuerdo con el balance oficial, el ataque que concluyó el martes pasado, luego de tres días de enfrentamientos, dejo 72 muertos en total, 61 de ellos civiles, seis elementos de las fuerzas de seguridad y cinco atacantes.

Ante las dudas sobre el destino de las 39 personas, la Cruz Roja destacó que ello sólo se podrá resolver cuando se autorice su entrada al recinto del Westgate, que a casi una semana del fin del asedio permanece custodiado por el Ejército y la Policía.

Después de cuatro días de intensos combates, las fuerzas de seguridad lograron el pasado día 24 tomar el control del centro comercial, donde se habían atrincherado militantes del grupo islamista somalí Al Shabab, con un grupo de rehenes.

El ataque, que según el propio grupo islamista fue en represalia por la participación militar de Kenia en Somalia, ha sido el peor acto terrorista desde los atentados de 1998 contra la embajadas de Estados Unidos en Nairobi, y que ahora se sabe pudo haberse prevenido.

Un informe de la inteligencia keniana filtrado la víspera a varios medios de comunicación internacionales y de Kenia reveló que el gobierno fue prevenido desde hace un año de un posible ataque al centro comercial Westgate y la catedral de Nairobi, sin embargo no hizo nada.

De acuerdo con el documento filtrado, el Servicio de Inteligencia tenía información creíble de que un atentado terrorista se estaba planeando contra la plaza comercial, aunque nunca se reforzó la seguridad en el recinto, donde los terroristas colocaron con tiempo varios explosivos.

Ante las versiones de la prensa de que el ataque se pudo haber evitado, el Parlamento keniano ordenó este lunes una investigación sobre el supuesto fallo sobre el ataque al Westgate y citó a funcionarios para dar explicaciones, aunque no hay reporte sobre dichas comparecencias.