Muestra banca española señales de estabilización tras rescate

El sector financiero español muestra señales de estabilización tras ser recapitalizada, pero su situación sigue exigiendo cautela, advirtieron hoy aquí la Comisión Europea, el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

"Mientras existen señales tempranas de una estabilización económica general, tanto el sector público como el privado tienen que reducir su deuda y el ajuste del mercado inmobiliario todavía está en curso", indicó la troika de acreedores internacionales en su cuarto análisis del programa de rescate de la banca española.

"Ambos elementos todavía impactan en las perspectivas de rentabilidad de los bancos", advirtió el informe.

La misión que visitó España del 16 al 27 de septiembre constató que "el crédito a la economía sigue contrayéndose considerablemente, en particular en el contexto de la debilidad de la demanda de nuevos créditos y la persistencia de la fragmentación de los mercados de la UE".

Por ello, la troika aconseja a Madrid "seguir vigilando de forma decisiva el proceso de estabilización del sector bancario" con el fin de "identificar los riesgos en una etapa temprana y abordarlos con medidas de supervisión rápidas cuando sea necesario".

"El diagnóstico adecuado y sostenido de la resistencia a los choques y de la solvencia del sector bancario español sigue siendo vital", sostuvo.

El FMI recomendó, además, limitar los dividendos en efectivo o realizar ampliaciones de capital en la banca para reducir las restricciones de crédito, mientras que la CE y el BCE pidieron medidas para mejorar la competitividad española.

Aunque la economía de España "está mostrando signos de recuperación, apoyada en particular por las exportaciones netas", la corrección en marcha de los desequilibrios externos e internos y el alto desempleo "frenan el crecimiento", explicaron las tres instituciones.

"Es crucial que se mantenga el impulso (de las reformas). El cumplimiento de la senda acordada de reducción del déficit es esencial para revertir el aumento de la deuda y consolidar la mejora de la confianza en el mercado", afirmaron en su informe.