Lanzan caja de lujo sobre Vladimir Horowitz, "El Dios del Piano"

El destacado compositor ucraniano Vladimir Horowitz es recordado a 110 años de su nacimiento, que se cumplen mañana, con una paquete de lujo de edición limitada que retoma el trabajo del considerado uno de los más grandes pianistas del siglo XX y que será lanzado hoy.

Titulado "Vladimir Horowitz Live At Carnegie Hall", este material grabado en vivo entre 1951 y 1978, incluye 41 Discos Compactos (CD´s), un DVD sobre su famoso concierto "Horowitz en la televisión" y un libro acerca de este reconocido intérprete, de acuerdo con el portal en Internet "sony.com".

Vladimir Horowitz, quien nacido el 1 de octubre de 1903 en Berdichev, Ucrania, es reconocido por su excepcional sensibilidad, brillante agilidad y asombrosa facilidad a la hora de tocar.

Desde edad muy temprana recibió lecciones musicales por parte de su madre, Bodik Sofie, quien era pianista profesional y maestra en el Conservatorio de Kiev, al cual Horowitz ingresó a los 15 años.

En esta escuela fue alumno de Sergei Tarnowsky (1883-1976) y Blumenfeld Félix (1863-1931), entre otros importantes maestros, y se graduó con honores, en 1920, al interpretar el "Concierto para piano Nº 3", de Sergei Rachmaninoff (1873-1943), señala el portal "mcnbiografias.com".

Realizó más de 70 conciertos en la temporada 1924-1925 y diversas giras por Alemania, Francia y Reino Unido, al tiempo que se consolidó como uno de los más virtuosos pianistas de su época, de acuerdo con la información del sitio "biografiasyvidas.com".

En 1928, debutó en el Carnegie Hall de Nueva York, en Estados Unidos, con el primer concierto de Piotr Ilich Chaikovski y comenzó una gira por ese país, donde obtuvo gran admiración del público y la crítica, que quedaron sorprendidos por sus facultades técnicas y los matices de sus interpretaciones.

Más tarde se estableció en ese país, donde adquirió la ciudadanía estadunidense tras su boda con Wanda, hija del legendario director Arturo Toscanini (1867-1957), con quien emprendió una gira en 1933, menciona el portal "elsiglodetorreon.com.mx".

En 1953 decidió retirarse de los escenarios para grabar sus primeros trabajos y dedicarse a formar a jóvenes pianistas. No obstante, 12 años después anunció su esperada vuelta a la escena musical y comenzó con una gira por la Unión Soviética.

"El Dios del Piano", como le denominaría el académico Joachim Kaiser (1928), en su libro sobre el pianismo en el siglo XX según el portal "elpais.com", recaudó millones de dólares durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945).

A lo largo de su sólida carrera Vladimir Horowitz logró reunir 27 premios Grammy, el ultimo de éstos obtenido de manera póstuma en 1990, un año después de su muerte ocurrida el 5 de noviembre de 1989.

Entre sus grandes interpretaciones destacan las de las obras de Franz Listz, Frédéric Chopin, Claude Debussy, Serguéi Prokofiev, Serguei Rajmaninov y Aleksandr Scriabin.

Como compositor creó la paráfrasis de la ópera "Carmen", de George Bizet, y de la marcha "Stars and Stripes Forever".