Fortalece el Papa su "Consejo de cardenales" y prepara reformas

El Papa Francisco emitió un decreto para dar solidez jurídica a un grupo de cardenales que le ayudarán en el gobierno de la Iglesia católica universal y estudiarán la reforma de la Curia Romana.

El equipo, que los medios de comunicación han bautizado como "consejo de la corona", está compuesto por ocho purpurados de diversas nacionalidades y se reunirá por primera vez con el pontífice esta semana.

Unas horas antes que inicien sus tres días de sesiones de trabajo, del 1 al 3 de octubre, El Vaticano difundió un "quirógrafo" (documento firmado por Bergoglio) en cual quedó en claro que el grupo lleva el nombre de "Consejo de cardenales".

"Entre las sugerencias de las congregaciones de cardenales que precedieron el Cónclave figuraba la conveniencia de instituir un restringido grupo de miembros del episcopado, que el santo padre pudiera consultar sobre cuestiones particulares", indicó el quirógrafo.

"Una vez elegido a la sede romana he tenido la ocasión de reflexionar varias veces sobre este argumento, pensando que tal iniciativa representaría una notable ayuda para cumplir el ministerio pastoral de sucesor de Pedro", agregó.

El texto estableció que el "Consejo de cardenales" tiene la tarea de ayudar al Papa en el gobierno de la Iglesia universal y de estudiar un proyecto de revisión de la constitución apostólica "Pastor bonus" (Pastor bueno) sobre la Curia Romana.

Al respecto el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, aclaró que si bien los purpurados auxiliarán a Francisco en su labor, "ellos no deciden nada" y "será el Papa quien mande".

Durante un encuentro con periodistas el vocero insistió varias veces que el equipo tiene como tarea principal aconsejar al líder católico, ofrecerle sugerencias o propuestas, pero será este quien elija cuáles poner en práctica.

En el mismo quirógrafo el Papa Francisco recordó que el 13 de abril, a 30 días de haber sido elegido Papa, anunció el establecimiento del grupo y los nombres de sus integrantes.

Se trata de los cardenales Giuseppe Bertello, presidente de la Gobernación del Estado de la Ciudad del Vaticano, así como los arzobispos emérito de Santiago de Chile, Francisco Javier Errázuriz Ossa, y de Bombay (India), Oswald Gracias.

Además de los arzobispos de Munich y Freising (Alemania), Reinhard Marx; de Kinshasa (Congo), Laurent Monsengwo Pasinya; de Boston (Estados Unidos), Sean Patrick O'Malley y de Sydney (Australia), George Pell.

A ellos se suma Oscar Andrés Rodríguez Maradiaga, arzobispo de Tegucigalpa (Honduras), con funciones di coordinador y el obispo Marcello Semeraro de Albano (Italia) con funciones de secretario.

"El consejo estará formado por las personas indicadas anteriormente, las cuales podrán ser interpeladas, sea como consejo que individualmente, sobre las cuestiones que considere, de vez en vez, dignas de atención", precisó Francisco en su decreto.

"Dicho consejo, que respecto al número de miembros me reservo de configurar de la forma más adecuada, será una expresión más de la comunión episcopal y del auxilio al ministerio petrino que el episcopado esparcido por el mundo puede ofrecer", añadió.

En los hechos el quirógrafo reforzó el estatus de un grupo que, hasta ahora, no tenía un encuadramiento específico dentro de la estructura del Vaticano y del derecho de la Iglesia católica.

Lombardi hizo notar que el documento no estableció "fecha de caducidad" al mandato de los cardenales y por ello se trata de un organismo permanente, que auxiliará al Papa cuando este lo cree conveniente.

Sobre la primera reunión del consejo en pleno, que iniciará el martes y concluirá el jueves, el portavoz precisó que las conversaciones serán privadas y, por lo tanto, no se prevé ninguna comunicación una vez terminadas.

Los cardenales sesionarán en doble turno, por la mañana y por la tarde, en la biblioteca privada de los apartamentos pontificios del Palacio Apostólico, actualmente en desuso porque el Papa vive en la Casa de Santa Marta.

Bergoglio estará presente en casi todas las sesiones, a excepción del miércoles por la mañana en que presidirá su tradicional audiencia pública.

"El Consejo tiene ya ochenta documentos que han circulado entre ellos y el Secretario, el obispo Semeraro, ha preparado una amplia síntesis. Igualmente, a lo largo de estos meses, han hablado también unos con otros y en algunas ocasiones, con el santo padre", reveló Lombardi.