Ayuda sigue llegando al centro de acopio del Zócalo

La jornada dominical se vio concurrida en el mega centro de acopio instalado en el Zócalo capitalino, donde unas dos mil familias acudieron a dejar víveres en apoyo a los damnificados por los fenómenos meteorológicos Ingrid y Manuel.

Personal de la Policía Federal Preventiva, quienes este domingo tuvieron a su cargo el resguardo de este centro de acopio, comentaron que la ayuda llega de diversas delegaciones, así como de estados aledaños ala capital.

Cerca de las 20:00 horas seguían llegando vehículos particulares con toda la familia, cuyos integrantes de la cajuela bajaban cajas y bolsas con todo tipo de productos.

Los niños y niñas son los primeros en correr a entregar un producto que viene en su bolsa, ya sea una lata de atún, una bolsa de papel de baño, una bolsa de frijoles o de arroz entre muchas otras, y con gusto y una sonrisa se apuntan en la lista de los donadores.

La niña Aishia y su hermana Camila llevaron hasta las mesa del centro de acopio una bolsa de harina, bolsas de arroz, frijol y lentejas.

Dala, quien también iba a compaña de sus padres, dijo que ella donaría papel de baño, atún y lentejas, cada una de estas menores, de entre cinco y ocho años de edad, quieren ayudar a los damnificados en Guerrero.

Un grupo de jóvenes también se reunieron en esa zona del centro de la capital provenientes de Nezahualcóyotl, integrantes del club "Escarabajos con estilo", todos ellos a bordo de automóviles Volkswagen Sedan arreglados para competencias llevaron víveres para apoyar a los hermanos de Guerrero en desgracia.

Marco Antonio Hernández, representante del ese club, comentó que jóvenes de entre 20 y 25 años de edad se sumaron a las labores de ayuda, a fin de ser un ejemplo para otros jóvenes para que se sumen a la ayuda para quienes lo necesitan.

Montañas de comida enlatada, embolsada, así como artículos de higiene, están listas para ser llevadas desde el Zócalo capitalino hasta los estados afectados por los fenómenos naturales registrados hace un par de semanas.