Combinan lo moderno y lo clásico en el estreno de "La Cenicienta"

Lo clásico y lo moderno se combinan en el musical "La Cenicienta. Un amor incondicional", que hoy inició su temporada en el teatro Hipódromo Condesa.

Con la participación de 20 actores en escena, encabezados por Violeta Isfel y José Carlos Femat, en la obra lucen un vestuario alusivo al siglo XVI, al igual que los peinados.

Sin embargo, la escenografía es moderna y la música de algunos temas también, como "Las más bellas triunfarán", que interpretan las hermanastras "Griselda" y "Anastasia", pues emocionan al público con una mezcla de rap y reggaetón.

La pieza "Cenicienta" está basada en el cuento original de Charles Perrault, pero propone una versión interactiva y desenfadada para narrar la historia de la mujer huérfana que es maltratada por su madrastra y hermanastras tras la muerte de su padre.

Los actores interpretan más de 10 melodías en vivo y aunque la protagonista Violeta Isfel es entonada, a José Carlos Femat le urgen unas clases de canto, pues en todo momento sobresalió su desafinación.

La adaptación y el libreto de la obra son de Carlos Michán. La música original corrió a cargo de Juan José Torner y la dirección escénica es trabajo de Ricardo García, bajo la producción de Medio Producciones.

Aunque se anunció la asistencia de varios famosos en la alfombra roja, ninguno llegó a la función especial.

A finalizar el estreno, el elenco repartió autógrafos y concedió fotografías al público, excepto Violeta Isfel, quien desairó la solicitud de los niños, con el argumento de retirarse a toda velocidad porque daría función de la obra "Cheka tu mail" en Santa Fe.