Devela atlas etnográfico riqueza cultural de pueblos otomíes

Resultado de una década de investigación, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) ha publicado junto con autoridades hidalguenses el volumen "Los pueblos indígenas de Hidalgo. Atlas Etnográfico", que se presenta mañana en el marco de la edición 25 de su feria del libro.

El material, destaca el INAH, busca reivindicar a los pueblos otomíes que han sido poco estudiados a lo largo de la historia, y poner en claro que no son un residuo, sino una muestra viva de su contemporaneidad y de su papel en el México pluricultural que vivimos.

El volumen está integrado por tres tipos de textos: Estudios básicos, Ensayos temáticos y Recuadros etnográficos.

El Atlas aborda aspectos como la lengua y territorio; organización social y comunitaria; economía y cultura, y se desarrollan temas como la evangelización en Hidalgo, el Códice Huichapan, revueltas indígenas en el Valle del Mezquital en el siglo XIX, el maguey y sus productos en Hidalgo, mercados de la Huasteca hidalguense, mitos otomíes del Valle del Mezquital, y danzas y rituales curativos.

En él participaron investigadores como Lourdes Báez, Gabriela Garret, David Pérez, Beatriz Moreno, Ulises Fierro y Milton Hernández.

La antropóloga Lourdes Báez, una de las coordinadoras, detalló que el texto ofrece un amplio panorama de las tradiciones culturales indígenas más relevantes y representativas que se manifiestan en la vida cotidiana, el trabajo, el campo, su vida ritual, sus mitos y su concepción del mundo.

La antropóloga Gabriela Garret, quien escribió el ensayo histórico del libro, consideró por su parte que éste da a conocer un poco más sobre los otomíes del Valle del Mezquital, pues muchas veces cuando se piensa en grupos étnicos del país se hace referencia a mayas o nahuas, pero se olvida a la etnia hidalguense que fue predominante en Mesoamérica y lo sigue siendo en el centro de México.

"La importancia de los otomíes --añadió Garret-- se remonta a la época prehispánica, pues se cree que la primera parte de la fundación de Tula la hicieron ellos y durante la Conquista contribuyeron a transformar el centro de México. Este grupo ayudó a los españoles a expandirse por Aridoamérica (Querétaro y Guanajuato).

Al referirse al catolicismo en la región, recordó que "en el Valle existe gran devoción hacia los santos católicos y el simbolismo de la cruz, en tanto que en la Sierra Oriental prevalece una fuerte presencia del chamanismo, con injerencia en la vida política, en algunos casos muy poderosa, y como culto a las fuerzas de la naturaleza".

La antropóloga Lourdes Báez, a cargo del ensayo sobre economía, planteó que el Valle del Mezquital pasó de ser una región marginal y muy pobre hasta hace algunos años, a una zona próspera, gracias a las divisas de los migrantes que les han permitido a los pobladores crear empresas de ecoturismo.

De acuerdo con su estudio, más de 80 por ciento de la población se va a Estados Unidos, situación que ha permitido a los indígenas superar los problemas económicos de la región. "Los otomíes del Valle del Mezquital se saben organizar e incluso ya tienen un lugar definido en el estado de Florida para trabajar en el sector de servicios.

Es una comunidad que ha crecido mucho del otro lado de la frontera norte, pero trata de no perder el vínculo ni con su pueblo, ni con su lengua, y para eso lleva a profesores que enseñan a los niños el otomí y realizan actividades que ayudan a reforzar su identidad", indicó Báez.

El antropólogo David Pérez, quien se encargó de la parte gráfica del libro, señaló que las imágenes sirven para mostrar la capacidad creativa y de transformación de estos pueblos indígenas.

"Es importante destacar que ellos fungieron como coautores del texto al ser interlocutores y descubrir en su pasado y en sus proyectos futuros, cuál es la importancia de los pueblos indígenas", acotó.

De acuerdo con el INAH, el volumen forma parte de la Serie Divulgación del Proyecto Etnografía de las Regiones Indígenas de México en el Nuevo Milenio, editado por el INAH.

El Atlas de Hidalgo contó con los apoyos del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y el gobierno del estado de Hidalgo, a través del Consejo Estatal para la Cultura y las Artes y la Secretaría de Turismo y Cultura de Hidalgo.

Los interesados en conocer más sobre el asunto podrán asistir a su presentación, este lunes, a las 17:00 horas, en el Auditorio Jaime Torres Bodet del Museo Nacional de Antropología (Reforma y Gandhi, Chapultepec), en el marco de la FLAH.