Damnificados deben soportar a especuladores, dice investigador

El investigador de la Universidad Veracruzana (UV), Rafael Arias Hernández, aseguró que luego de las afectaciones que se registran en Veracruz por las lluvias, a los damnificados les cae el desastre de los especuladores y de quienes lucran con el dolor ajeno.

En este sentido, dijo que "a los damnificados les cae el desastre natural de los especuladores y de quienes lucran con el dolor. También hay el desastre de la manipulación y los salvadores ocasionales".

Y es que en al menos 150 municipios de Veracruz, algunos en mayor medida y otros en menor, han resultado afectados con los fenómenos meteorológicos registrados en las últimas semanas. Había cerca de 12 localidades incomunicadas, sin embargo, las autoridades estatales han trabajado toda la semana para restablecer la comunicación en municipios como Altotonga, Misantla, entre otros.

En medio de las emergencias y desastres naturales, algunos comerciantes y productores incrementan sus precios al haber escasez y la necesidad de los productos en una mayor demanda.

En tanto que la delegación de la Profeco en Veracruz ya ha recorrido la zona de Pánuco y Misantla, donde detectaron algunos "changarros" que subieron los precios de diversos productos; sin embargo, no han aplicado sanciones económicas, sólo llamados de atención.

Arias Hernández indicó que los especuladores aparecen en momentos de desastres porque les deja grandes ganancias, también porque muchas de las comunidades afectadas ya enfrentaban problemas graves de pobreza, explicó el universitario.

"Recordemos que muchos municipios del estado y del país ya están dentro de la Cruzada Nacional contra el Hambre, tiene que considerarse también ese aspecto".

Y es que cabe recordar que para tratar de atender y prevenir la especulación, las autoridades de los tres niveles de gobierno deben tener una coordinación muy estrecha.

Debido a la incomunicación en algunas zonas, no sólo del estado sino del país, y las afectaciones que pudieron haber dejado las lluvias en el sector agropecuario, mencionó, podría registrarse un desabasto temporal de algunos productos de la canasta básica.

Arias Hernández aclaró que este desabasto no debe ser significativo ni durar mucho tiempo.

"Es un asunto especulativo, por eso tiene que ver una estrecha coordinación con los tres ámbitos de gobierno, porque lo que va a suceder por la comunicación y por algunos siniestros en la situación económica o agrícola, es que puede haber desabastos temporales", reconoció.

Sin embargo, el investigador de la UV insistió en que el problema principal es la especulación que hacen algunas personas de forma "abusiva".

"El principal problema que no podemos olvidar es que siempre va a haber el desastre de la especulación por la situación en la que se encuentran las personas, habrá que ver si guardan los productos o los suben de precio".

Finalmente, dijo que los diferentes niveles de gobierno deben estar atentos para que los damnificados, además de la contingencia climatológica, no sufran este tipo de especulaciones que se dan a pesar de las buenas intenciones que puedan manifestar.